Gutiérrez continúa en soledad la cruzada por la re-reelección

Manzur, vicegobernador en licencia, pidió al parlamentario que respete las normas. El rechazo de Alperovich al planteo judicial de Gutiérrez repercutió en el ánimo de los legisladores alcanzados por el tope.

26 Oct 2014
El líder político del Gobierno provincial, José Alperovich, ya le bajó el pulgar en público a la avanzada judicial de José “Gallito” Gutiérrez para sortear el tope constitucional de dos períodos para cargos legislativos. Pero el referente peronista desoyó al mandatario. Entonces, otra voz de mando en el oficialismo apareció en escena: Juan Manzur, “jefe” de la Legislatura con licencia -pero de ubicua presencia en el edificio de Muñecas y avenida Sarmiento- se sumó al mensaje que busca disuadir a posibles imitadores de “Gallito”. “Es clara la norma jurídica. Para eso están las leyes. Hay que hacerlas respetar y no hay más que discutir”, expresó el ministro de Salud de Nación, el viernes, en una recorrida oficial.

Gutiérrez, vicepresidente del bloque oficialista Tucumán Crece y fiel seguidor del manzurismo, demostró ayer con su respuesta que mantiene su actitud “rebelde”. “En Tucumán hay un doble estándar de derechos: si sos diputado nacional o senador nacional tenés reelección indefinida; si sos legislador provincial, no. Lo que busco es que haya uniformidad de criterios, eso es todo”, aseguró el dirigente de Garmendia a LA GACETA.

La postura de “Gallito” no es compartida por la amplia mayoría de sus colegas. El “Grupo Terraza”, integrado Guillermo Gassenbauer y otros jóvenes legisladores que responden a la Casa de Gobierno, anhela por razones políticas que el planteo de inconstitucionalidad formulado por Gutiérrez ante la sala III en lo Contencioso Administrativo no prospere. Sin los jefes de la “vieja guardia peronista” en el recinto, podrían sumar poder en el cuerpo colegiado. El amayismo, compuesto por Beatriz Ávila de Alfaro y Alfredo Toscano, se expresa en contra del planteo, en línea con su líder, el intendente Domingo Amaya.

Estos espacios del parlamento ya mantenían una postura pública sobre la “re-re”. Pero las palabras del gobernador y del vicegobernador en uso de licencia repercutieron fuerte en el ánimo de muchos oficialistas. Un ejemplo es el bellavistense Manuel Fernández: el vicepresidente de la Legislatura lleva dos mandatos consecutivos, y había anunciado en una nota con LA GACETA que realizaría un planteo judicial similar al de “Gallito”. Después de escuchar el mensaje de Alperovich, Fernández cambió sus planes con una frase contundente: “mi amigo ‘Gallito’ está en derecho de hacerlo, pero el gobernador es nuestro conductor y me hizo ver que no era conveniente, así que no voy a insistir”.

Fueron muchos los “compañeros” del referente de Garmendia que lo llamaron para tratar de que cambie de parecer. Pero Gutiérrez sigue firme, a la espera de la respuesta a la demanda que debe formular el PE, y confía en que tendrá un fallo favorable. Y si no resulta así, está decidido a acudir a la Corte Suprema de Justicia de Tucumán.

“Respeto todas las miradas e interpretaciones jurídicas y políticas que puedan hacer todos y, lógicamente, la del señor gobernador. Sólo pido que respeten la mirada de este dirigente político del interior, que entiende que hay una clara desigualdad de derechos entre ciudadanos de distintas provincias, inclusive de Tucumán también”, continuó el legislador Gutiérrez.

“¿O acaso no saben que los legisladores de más del 80% de las provincias tienen reelección indefinida? Incluso los gobernadores la tienen en Santa Cruz, Catamarca y Formosa. Pensar que yo, José Gutiérrez, no pueda tener el mismo derecho que ciudadanos del 80% del país me parece una situación de arbitrariedad”, sentenció “Gallito”, que afronta en soledad la cruzada.
Comentarios