Corazón valiente - LA GACETA Tucumán

Corazón valiente

Sobreponerse a la adversidad, la clave en el tricampeonato “Purpurado”.

15 Oct 2014
1

QUINTA A FONDO. “Isa” Fontanarrosa volvió a ser un factor desequilibrante en ofensiva, junto a Rita Cazorla y el resto de un plantel que ya tiene por costumbre celebrar.

La música aparece como un gigantesco abrevadero para aquellos casos en que se dificulta encontrar las palabras exactas para explicar una sensación. Por caso, Rita Cazorla eligió una frase de los Ratones Paranoicos para describir su felicidad por la obtención del tricampeonato en el Nacional de Clubes Femenino, como capitana de Cardenales: Quisiera que esto dure para siempre...

“Por más que no sea la primera vez que lo ganamos, siempre es una sensación hermosa. Cada torneo tiene lo suyo, cosas que lo hacen distinto a los demás. Sabíamos que sería difícil defender el título, pero estábamos muy seguras de nosotras mismas”, aseguró “Bebé”, elegida como Mejor Jugadora del Torneo por el sitio web Hand Off.

Como en los dos años anteriores, las chicas cumplieron el ritual de sacarse una foto señalando con los dedos el número de consagraciones; en este caso, tres. “Ojalá que pronto tengamos que usar las dos manos. Realmente me gustaría que esto dure para siempre, je”, confesó la apertura.

Nuevamente, Cardenales derrotó a todo el que se puso en frente. Curiosamente, lo más duro estuvo al principio, en la fase clasificatoria, en la que tuvieron que apelar a su oficio y categoría para superar al anfitrión, La Plata RC, 17-5.

“Fue un partido cerrado y lleno de errores. Por suerte supimos sacarlo adelante y eso nos fortaleció bastante”, analizó “Isa” Fontanarrosa. Ni qué decir: en la semifinal se sacaron de encima a Comercial de Mar del Plata por 26-0 y en la final a Centro Naval, por 21-0.

¿Fue o no más complicado que en las dos ediciones anteriores? “No me pareció. El físico nos acompañó y no sufrimos lesionadas. Además, la experiencia de haber jugado finales antes nos permitió jugar más tranquilas”, explicó “7SA”. La wing fue una vez más la punta de lanza “purpurada”, aunque esta vez acompañada por Agostina Campos Ruiz, que a fuerza de tries se ganó el premio a la Jugadora Revelación. La distinción a la Jugadora Destacada fue para la pilar Patricia Moa.

Por su clara superioridad, Cardenales se ha ganado una hostilidad competitiva por parte del resto en estos tres años. “Salvo a las chicas de Coipú, teníamos 14 hinchadas en contra. Es terrible, y a la vez lindo jugar con ese entorno, porque Cardenales tiene ese espíritu que lo hace sacar lo mejor de sí ante la adversidad. Cuando sabés que todos salen a ganarte, la alegría es mayor”, graficó el entrenador “Rudy” Medina. “Lo que no me gustó es que, si bien nosotros accedimos a jugar una final más corta porque la finalidad es el desarrollo más que la competencia, no me dejaron incluir en la lista de buena fe a dos jugadoras que, pese a pagar la inscripción, no se les permitió jugar. Por lo demás, fue impecable la organización del torneo, en todos los aspectos. La atención, excelente”, concluyó “Rudy”.

Comentarios