Adiunt culpa a las autoridades por la inercia en la reforma

Pavetti, titular del gremio docente, manifestó que la huelga ayudó a activar el proceso El dirigente dijo que falta liderazgo y que la comisión no ejecutó las tareas que, a su criterio, debían haberse realizado

PARO. Pavetti ante una de las asambleas que evaluaba el plan de lucha. la gaceta / foto de Antonio Ferroni (archivo) PARO. Pavetti ante una de las asambleas que evaluaba el plan de lucha. la gaceta / foto de Antonio Ferroni (archivo)
13 Octubre 2014
El titular de la Asociación de Docentes e Investigadores de la Universidad Nacional de Tucumán (Adiunt), Oscar Pavetti, coincidió con el vicerrector, José García, en que se ve una escasa participación de la comunidad universitaria en el proceso de reforma del estatuto. Pero disintió en cuanto a las causas por las que se da el fenómeno.

Mientras García había considerado que la inercia se debía a que los distintos estamentos estaban abocados a recuperar el tiempo que insumió el paro docente que se extendió por 89 días, Pavetti cargó responsabilidades sobre la comisión que orienta el proceso de reforma, coordinada, precisamente, por el vicerrector. “La UNT vivió una huelga muy grande; y la gente está muy complicada con los horarios. Se dictan clases y se toman exámenes en forma intensiva; termina un cuatrimestre e inmediatamente empieza otro. Los plazos no dan, porque las facultades deben seguir funcionando”, había dicho García, para explicar por qué la mayoría de los Consejos Directivos no había elevado ningún aporte.

“Escaso entusiasmo”

“Notamos escasa participación y escaso entusiasmo por la reforma. Pero eso se debe -lo percibimos porque trabajamos con consejeros directivos, cuando explicamos nuestros proyectos- a una falta de liderazgo, a una falta de un proyecto general común. Nadie sabe qué hacer ni qué opinar, porque no tiene un marco de referencia. La huelga no tiene nada que ver; al contrario, sirvió para que el proceso se active”, afirmó Pavetti. Y añadió: “no había que armar una comisión que organice un par de actos y fije fechas, sino una que redacte un documento integral, que se pueda discutir; eso faltó, y no es responsabilidad del gremio”.

Admitió que se podría argumentar la escasa participación para prorrogar la reforma, pero descartó que vaya a prosperar una eventual medida de esa naturaleza. “Algunos sectores, muy minoritarios, pueden expresar esa idea; pero no tienen escapatoria: una vez que (los asambleístas) se sienten a discutir tendrán proyectos claros y concisos”, indicó, en referencia a las propuestas sobre carrera docente y sobre plena ciudadanía para los preuniversitarios, presentadas por Adiunt. “El resto de los temas pueden decidir pasarlos para el año que viene, porque no tienen difusión, porque no se generaron ideas; pero sobre la carrera docente y sobre la plena ciudadanía para los preuniversitarios no tienen escapatoria”, insistió. Señaló que ambos puntos están incluidos en el Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) -recientemente homologado por el Ministerio de Trabajo de la Nación-: “no pueden soslayar esto, la UNT debe adecuar su estatuto al CCT; son los temas que viene impulsando Adiunt”.

Si bien García no había mencionado a Adiunt su cuestionamiento hacia los sectores que sólo realizan aportes a la comisión sobre los ejes que los involucran directamente podría haberse interpretado como una velada crítica al gremio: este sólo presentó proyectos para el estamento docente. Pavetti también se refirió a esto. “Si bien somos pioneros en el pedido de convocatoria a la Asamblea, el gremio se dedica a nuestros temas. El resto lo debe construir la Asamblea. Y en ese sentido, no vi propuestas de las autoridades para la reforma; ni de los consejeros directivos, que bien podrían haberse organizado en forma espontánea y redactar algún documento”, manifestó el dirigente.

Comentarios