“El rock está bastardeado”, reniega Daffunchio - LA GACETA Tucumán

“El rock está bastardeado”, reniega Daffunchio

La banda celebra sus 25 años con una gira por todo el país. “Me cansa la realidad”, sostuvo el líder del grupo que sólo confía en la juventud.

10 Oct 2014
1

CEREMONIA DEL ENCUENTRO. Las Pelotas disfruta del público tucumano en su tradición de un recital anual. LA GACETA / FOTO DE INÉS QUINTEROS ORIO

Cada vez que se anuncia un show de Las Pelotas, los trapos comienzan a prepararse en distintos barrios en un ritual que en los recitales se repite, una y otra vez, con un agite agotador, infaltable. Es que la banda y su público celebran la ceremonia del encuentro. “Por eso nos gusta venir aunque sea una vez al año; hay un público en Tucumán de Las Pelotas que es muy reconocido, y nos sentimos muy bien tocando para ellos”, le dice a LA GACETA, Germán Daffunchio.

Su voz suena entrecortada y la comunicación telefónica no es sencilla, y cada tanto se puede escuchar el canto de un pájaro. Porque es desde el Valle de Traslasierra (Córdoba), donde pasan sus días los músicos, retirados prácticamente de toda gran ciudad.

“Hola que tal”, “Corderos de la noche”, “Bombachitas rosas”, “Esperando el milagro”, “Escondido bajo el brazo”, “Será”, “Siento” y muchos temas más se escucharán esta noche… Nadie sabe cuántos. “Es que es muy complicado hacer un resumen de todo lo recorrido, y tal vez tendríamos que estar tocando medio día; la gente se iría”, agrega el músico ante una pregunta. Durante la entrevista, confesó que le cansa la realidad. “Todo el país está jodido”, aseguró muy crítico.

Daffunchio, Tomás Sussmann, Gabriela Martínez, Gustavo Jove, Sebastián Schachtel y Alejandro Gómez son Las Pelotas, el grupo que cumple 25 años desde su fundación, en la que supo estar el siempre recordado Alejandro Sokol, quien fue su voz principal.

- Llegan como parte de una gira nacional…

- La verdad es que nos dimos cuenta de estos 25 años y queremos celebrarlo, como una oportunidad única de regresar a distintas ciudades, en especial a Tucumán, donde hay público que nos sigue mucho y con el cual es un placer esta ceremonia del encuentro, poné del ritual si querés. La pasamos muy bien con ellos. A esta altura parece verso lo que uno dice, pero es así, no es una frase hecha.

- ¿Van a hacer un recorrido por todos sus discos durante el show?

- Es complicado eso, porque cómo resumir o sintetizar tantos temas: tendríamos que estar como cinco horas y la gente se cansaría. Tenemos que buscar un equilibrio, no podemos saturar a la gente. Además, justo estamos en pleno proceso de componer otro disco; estamos conversando, intercambiando canciones…

- Y hablando de cansancio, ¿no te sentís así en el escenario a veces?

- Me cansa más la realidad que salir a tocar, lo que en realidad me permite hacer lo que me gusta, como pasear y estar con la gente… Todo lo que significa ir a una ciudad. Estoy cansado de lo que pasa en el país, lo que ves en las calles es algo realmente desgarrador.

- ¿Qué es lo que más te molesta?

- La mentira y la locura de este país es tremenda. ¿Qué le pasa a la gente que no reacciona? Es como con “Esperando el milagro”, que no llega. ¿Te acordás de esa película ‘Día de furia’? Hemos pasado desde hace 50 años por todas esas situaciones, desde la entrega del menemismo... Muchas veces me pregunto si nosotros somos los responsables. Todo el país está jodido.

- Y con el rock, ¿qué pasa?

- Diría que hay una banalización de la idiotez. Pero hay unos chicos, unos grupos emergentes que son los únicos en los que tengo esperanza, porque el grueso de los demás piensa en el éxito y la fama. ¿Te acordás cuando se festejaba a los pibes chorros? Claro, era un trabajo salir a robar, y las cosas quedan. Y volvemos a la música: hay mucha basura dando vuelta por ahí. Después de los viejos vinagres, vinieron sus hijos, que se hicieron también viejos vinagres. ¿Vos no te preguntás cómo puede estar cantando Ricardo Arjona, cómo puede la gente ir a escucharlo? Todo el rock, la música está bastardeada. Muchos tomaron el look del rock y se quedaron en eso, en la imagen, en la moda… Te insisto: solo tengo esperanza en los más jóvenes, que son mucho más inteligentes que nosotros.

ACTÚA HOY

• A las 22 en el Club Floresta, en Avenida Colón 471

Comentarios