Bardón pide a Catamarca apoyo por la silla en YMAD

Buscan que la firma desconozca a Cerisola La rectora y funcionarios se reunieron ayer con la gobernadora Corpacci. “Le dimos la documentación y reivindicamos las resoluciones del Consejo Superior”

07 Oct 2014
1

MITIN. Bardón contó que mantuvo un ameno encuentro con Corpacci. la gaceta / foto de juan pablo sanchez noli (archivo)

La rectora de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), Alicia Bardón, viajó ayer a Catamarca para buscar el respaldo de la gobernadora, Lucía Corpacci, en el marco de la crisis institucional que vive la casa de Terán por su representación en el Directorio de la firma Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio (YMAD). Acompañaron a Bardón el secretario de Políticas y Comunicación Institucional, José Hugo Saab, y el subsecretario Legal y Técnico, Rodolfo Burgos.

“Junto a algunos funcionarios vinimos a hablar con la gobernadora. Nos parece de suma importancia que le expliquemos cuál es situación de la UNT y cuál fue la decisión que tomó el Consejo Superior, porque Catamarca es nuestra socia en YMAD”, contó Bardón a LA GACETA.

El 10 de junio, mediante la resolución N° 031/2014, Bardón había designado a su predecesor, Juan Alberto Cerisola, para que reemplace a Fernando Valdez, que había renunciado el 11 de mayo, tras asumir en la Legislatura. Esta decisión rectoral respondía a un comunicado de YMAD, que solicitaba que la UNT “disponga la cobertura del cargo hasta completar el mandato que (Valdez) hubiera debido cumplir”. La gestión de este finalizaba en marzo de 2016.

Pero el martes 2 del mes pasado, el Consejo Superior aprobó -a propuesta de Bardón y prácticamente por unanimidad- la resolución 704/014, mediante la cual se designaba a Alfredo Grau para la silla que ocupa Cerisola en YMAD. A raíz de ello, el Gobierno de la UNT desconoce la legitimidad del ex rector como representante de esa casa ante la empresa minera y, por el contrario, considera legítimo el nombramiento de Grau. Por su parte, Cerisola arguye que su designación se encuentra en plena vigencia. Incluso, así lo resolvió el 17 del mes pasado el Directorio de la firma, durante una sesión en la cual, además, calificó como inválido el documento por el cual se designa a Grau. Durante ese mitin se precisó que la Ley N° 14.771 (creación de YMAD) no admite directores transitorios.

Las autoridades de la UNT solicitaron al Directorio de YMAD una reconsideración de aquella decisión, sobre la base de que la designación de Cerisola se había dado en carácter de transitoria. La abogada del ex rector, Silvia Peyracchia, había advertido que del texto de la resolución rectoral que lo nombra -031/2014- no se desprende tal condición.

Conversación amena

Bardón contó que durante la charla con Corpacci pusieron al tanto a la mandataria catamarqueña de la resolución adoptada por el máximo órgano deliberativo de Gobierno de la UNT, que nombra a Grau. “También le contamos de qué manera se habían elegido históricamente los mandatarios de la UNT ante la empresa. Por eso era importante que le entreguemos todas las resoluciones, la documentación, para ponerla al tanto de toda esta situación”, señaló Bardón.

Añadió que salió muy conforme de su charla con Corpacci. “Se trató de una conversación amena, para ponerla al tanto de la situación de nuestra representación en YMAD”, insistió. LA GACETA le preguntó si le pidieron a Corpacci que interceda ante los representantes de Catamarca ante YMAD, en el marco del pedido de reconsideración que planteó la UNT ante la firma minera. “Pusimos a su disposición toda la documentación referida a esto, y hemos reivindicado la decisión que tomó el Consejo Superior. Lo que ella hará no lo sé”, puntualizó la rectora.

El Directorio de YMAD está integrado por un presidente -Manuel Benítez, designado por el Poder Ejecutivo Nacional- por dos vocales por Catamarca -Ángel Mercado y Carlos Palacios- y por dos vocales por la UNT -Cerisola y Faustino Siñeriz, según resolvió el propio cuerpo el miércoles 17 del mes pasado.

La Ley N° 14.771 estipula, entre otros, que los miembros del Directorio serán inamovibles, salvo que ejerzan otra función o empleo en el orden nacional, provincial o municipal -salvo la docencia-; que se hallen en estado de quiebra; que hayan sido condenados por delitos comunes; que hayan tenido dentro de los últimos dos años anteriores a su designación relaciones con determinadas actividades mineras; o por inconducta, negligencia en el desempeño de su cargo o mala administración. La norma prevé que sólo el Directorio de la firma podrá remover a sus miembros.



Comentarios