Torturas policiales: inspeccionan un galpón en avenida Siria al 2.500 - LA GACETA Tucumán

Torturas policiales: inspeccionan un galpón en avenida Siria al 2.500

La Justicia busca pistas para determinar si allí se produjeron los abusos. El joven habría denunciado el maltrato en la Fiscalía.

03 Oct 2014
3

INSPECCIÓN. La Policía busca pistas sobre el caso en un galpón de avenida Siria al 2.500. LA GACETA / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO

Un galpón de avenida Siria al 2.500 es allanado por la Justicia este mediodía en busca de pistas para determinar si allí se produjo la tortura policial a un joven esposado. Personal de la Brigada de Investigaciones y de la Fiscalía I lleva adelante el operativo.

Si bien la zona fue perimetrada por prevención, las cámaras de Google Street View registraron abiertas las puertas del galpón, en enero de este año. En el interior se observa una camioneta color azul y un piso de tierra -similares a los que aparecen en la filmación- varios cajones de sifones de soda, entre otros elementos.



En tanto, el joven esposado que fue filmado mientras era torturado por policías habría denunciado los abusos sufridos cuando declaró en la Fiscalía, acusado de haber ingresado a robar a un galpón de la zona norte de la ciudad. Sin embargo, la Justicia no investigó el caso, según informaron fuentes judiciales a LA GACETA.

Hasta el momento son cinco los policías involucrados en el caso. Los tres agentes de la seccional 5ta detenidos en el marco de la investigación, en tanto, declararán hoy en los tribunales penales ante la fiscala de Instrucción de la I° Nominación, Marta Mariana Rivadeneira, que lleva adelante la causa. Los uniformados habrían trasladado al joven golpeado a la comisaría.

Las agresiones habrían ocurrido el 20 de septiembre a la mañana cuando el dueño de un galpón ubicado en la zona norte de la ciudad llamó al 911 porque había encontrado a un joven en el interior de su propiedad.

Ayer, dos policías que se desempeñan en el 911 y que están acusados de haber participado de las torturas negaron las imputaciones ante la fiscala Rivadeneira.

El video fue difundido por LA GACETA y dura 1.30 minutos. En él se observa a un hombre con el uniforme de la Policía de Tucumán que levanta de los pelos a un joven esposado, boca abajo, y lo lanza de cara contra el suelo en reiteradas ocasiones, mientras le pide que imite sonidos de distintos animales. Las imágenes tuvieron repercusión nacional e internacional.

Comentarios