Dino Cáceres vuelve para ser dueño del line

Lawn Tennis recuperó un hombre clave, que ya purgó una sanción de dos años.

Tras un 2013 sin pena ni gloria, Lawn Tennis está otra vez entre la minoría más selecta del NOA. Es uno de los cuatro equipos que pelearán por la Copa de Oro LA GACETA 2014. Tras algunos altibajos en la etapa clasificatoria, el conjunto del parque 9 de Julio completó una soberbia segunda fase, que lo dejó un paso por delante del resto en la carrera hacia el título. Hoy, la presencia de los “benjamines” tiene otra fuerza, y en ello mucho tuvo que ver el regreso de Dino Cáceres a fines de la etapa clasificatoria. La UAR le dio por cumplida la sanción de dos años que le impuso por el golpe a un jugador de Jockey de Rosario, durante los cuartos de final del Torneo del Interior 2012, por lo que el line del “tennis” recuperó a su dueño.

- ¿Qué sentiste al volver a pisar una cancha de rugby después de tanto tiempo?

- Me sentí bien. Cosas como las que me pasaron se superan con el apoyo de los compañeros y con el de la familia. Agradezco mucho a mi esposa, a mi hijo, a mis hermanos, mis padres y todos aquellos que me brindaron palabras de apoyo para que hoy pueda volver a estar.

- ¿Cómo transitaste esta dura experiencia de no poder jugar durante casi dos años?

- En la medida que pude traté de volcarme a otras actividades. Fundamentalmente aproveché para pasar más tiempo con mi familia y en el trabajo. Pero siempre manteniendo el contacto con los chicos del club.

- ¿Volviste porque sentías que aún tenías cosas para dar?

- Volví porque me gusta este deporte. Me gusta mucho. Por eso en todo este tiempo traté de mantenerme físicamente. Nunca me separé del grupo. Trataba de venir y colaborar en lo que podía y en la medida que podía.

- Ahora justo que volviste vos, tu hermano Carlos se fue a Buenos Aires y juega en Hindú. ¿Se extraña no jugar a la par de él?

- La verdad que sí. Es un gran jugador y me divierte mucho hacerlo con él, como también con mis otros hermanos. Hace dos años pudimos jugar todos juntos y fuimos campeones. Lamentablemente, “Carloncho” se tuvo que ir por razones de trabajo. Pero todavía queda la oportunidad de jugar con los otros dos.

- ¿Cuáles son las claves de este Lawn Tennis que terminó como el mejor del Súper 8?

- Tenemos un buen recambio. El año pasado también lo teníamos, pero no conseguimos buenos resultados porque faltaron algunos pequeños ajustes. Eso mismo nos pasó en la primera parte de esta temporada. Pero logramos ajustar esos detalles y eso se refleja en los resultados. Igual, más allá de eso, lo importante es que cada fin de semana tratamos de jugar un poquito mejor que el anterior. Volcando en cada partido el estilo de juego que queremos.

- ¿Cuál es ese estilo?

- Tratamos de hacer un rugby dinámico, pero sin olvidarnos de ser sólidos en las formaciones fijas para poder darles pelotas de muy buena calidad a los tres cuartos. Ellos vienen jugando muy bien y tienen calidad para definir los partidos, como lo vienen haciendo.

- ¿Te gusta la forma en que se juega el torneo?

- Está bueno, aunque considero que habría que rever la primera parte, porque es muy larga, tediosa y me parece que no aporta nada. El Súper 8 es el que debería ser a ida y vuelta. Sería más entretenido ver a los mejores ocho compitiendo entre sí. Además, como está el Súper 8 ahora, perdés dos partidos y quedás muy complicado para llegar a la ronda final. Si fuera a dos ruedas, podrías tener un poquito más de margen.

- En tu caso, la pregunta se impone: ¿te pondrías la camiseta naranja de vuelta?

- Uno nunca le puede decir que no a esta camiseta. Cuando te convocan es como un mimo que se le hace a un jugador de rugby de Tucumán. No es estar en cualquier seleccionado. Este color naranja siempre es protagonista y es un orgullo ponerse esa camiseta, por la historia y mística que tiene. Cuando me la puse, dí todo para dejarla lo más alto posible. Y volveré a hacerlo si me toca vestirla de nuevo algún día.

Comentarios