Fomentan que ciudadanos sean fiscales en mesas de votación para evitar fraudes

15 Septiembre 2014
Contrarrestar a los aparatos oficialistas durante las elecciones. Ese es el leitmotiv de la Red Ser Fiscal que surgió el año pasado, como una síntesis del trabajo que ya venían realizando asociaciones civiles con el objetivo de evitar el fraude electoral. El coordinador nacional de esta asociación, Claudio Bargach, estuvo este fin de semana en Tucumán para presentar el libro de su autoría denominado “Ser Fiscal: una experiencia ciudadana”, cuya publicación cuenta con prólogos firmados por el periodista Nelson Castro y por el analista político Rosendo Fraga.

En diálogo con LA GACETA, Bargach ponderó la importancia de la asociación civil destinada a controlar que haya transparencia en las elecciones.

“La Red Ser Fiscal surge en 2013, con el objetivo de buscar la transparencia electoral en los comicios electivos que se desarrollen en Argentina. La red está integrada por un equipo técnico interdisciplinario con conocimiento y experiencia en cuestiones de transparencia electoral. Y en las últimas elecciones nacionales tuvimos presencia activa en las 24 provincias argentinas”, explicó el autor.

Señaló que con los antecedentes obtenidos a partir del año 2007, mediante el trabajo de la Red de Encuentro Ciudadano, se fue integrando a ciudadanos independientes, organizaciones de la sociedad civil y a personas con participación activa en grupos y redes virtuales. Así como también a miembros de fuerzas políticas de la oposición.

“Nos juntamos con el único objetivo de colaborar con la transparencia electoral, a partir de que la ley y el sistema electoral argentino está concebido para que dos partidos (PJ y UCR) se autoregulen y controlen. Pero desde 2001 hasta acá, ha perdido vigencia y valor (el espíritu de la ley electoral), por la aparición de fuerzas chicas que no tienen la capacidad estructural para hacer una fiscalización adecuada. Entonces, en base a esto, y a partir de la situación del campo en 2008 y de los cacerolazos, nos juntamos para proponerles a los ciudadanos que en vez de quejarse y de tener una actitud negativa, que tengan una actitud ciudadana y propositiva. Y que donen dos días cada dos años siendo fiscales electorales por la democracia”, explicó el profesional.

Bargach sostuvo que 10 partidos políticos tuvieron que acordar que sean los propios ciudadanos los que realicen la fiscalización de las urnas. “La ley dice que quienes designan a los fiscales son los partidos políticos. Entonces, lo que hicimos nosotros fue hacer acuerdos con 10 partidos políticos del orden nacional, desde la centroizquierda a la centroderecha. Estos partidos aceptaron que los ciudadanos voluntarios sin afiliación partidaria controlen las urnas. Son capacitados por la Red Ser Fiscal y ellos eligen por qué fuerza fiscalizar”, agregó el referente de la asociación civil.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios