Una camarista federal inicia los trámites para jubilarse

08 Ago 2014
Graciela Fernández Vecino tiene previsto renunciar en los próximos meses a la vocalía que ocupa desde 2003 en la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán. Así lo dijo la propia magistrada en una conversación telefónica en la que confirmó que había iniciado los trámites para jubilarse (con el beneficio del 82% móvil). Fernández Vecino, de 69 años, se recibió de abogada en 1969, y desempeñó diversos cargos en el Poder Judicial y en el Ministerio Público, inicialmente en Esquel.

La dimisión de la jueza dejará al tribunal con cuatro miembros: Marina Cossio -presidenta-, Ricardo Sanjuán, Ernesto Wayar y Raúl Mender (el sucesor de Fernández Vecino será designado por la Casa Rosada a partir de la terna que confeccione el Consejo de la Magistratura de la Nación). Fuentes de la Justicia Federal interpretaron que la vacante podría ser el comienzo de una renovación amplia en la Cámara, puesto que Sanjuán baraja desde hace tiempo la posibilidad de terminar su ciclo judicial. Mender, por otra parte, cumplirá 93 años en septiembre y es uno de los magistrados más longevos del país, junto al también nonagenario Carlos Fayt, ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Comentarios