Para De Muner, el mayor desafío está por venir en San Martín

El experimentado defensor advierte que no será sencillo lograr el ascenso del "Santo".

05 Ago 2014
1

OBJETIVO. Pablo De Muner reconoce que lograr el ascenso a la B Nacional les permitirá ingresar en la historia grande del club de La Ciudadela.

"Tomate" tiene la ansiedad propia de un pibe que está dispuesto a realizar un paso trascendental en su carrera futbolística. A la hora de referirse a este nuevo desafío en San Martín, Pablo de Muner reconoce que es uno de los más atrapantes de los que encaró en su fructífera carrera.

"Cuando acepté regresar al club sabía que la exigencia sería tremenda. Tengo que responder a las expectativas que muestran los hinchas en torno a mi vuelta. Desde mi llegada a Tucumán, la gente me transmitió su cariño y eso me compromete aún más para responderles”, señaló el central que todavía no pudo debutar en su segundo ciclo con la camiseta “albirroja”.

Cautela
El defensor no quiere apresurarse en su trabajo de acondicionamiento físico. “Tengo tantas ganas de jugar que me desespero cuando observo a mis compañeros haciendo fútbol. Estoy trabajando para ponerme bien y tratando de recuperar ritmo de competencia. Una vez que lo consiga intentaré aportar lo mío. Noto que el equipo se va soltando con el correr de los días”, señaló.

Reconoce que las derrotas duelen más allá que sean en amistosos. “Es natural que así sea porque este plantel se armó para alcanzar objetivos importantes. Pero nos deja tranquilos saber que en este momento lo fundamental es sumar minutos de juego para llegar lo mejor posible al debut del 24 de agosto frente a San Jorge. En ese momento llegará la hora de la verdad y vamos a tener que ser inteligentes para no equivocarnos. En un torneo corto, como el que vamos a jugar, cualquier traspié puede llegar a ser fatal”, aseveró el central.

Por la experiencia que sumó durante los sus tres años en su primer ciclo en el club (de 2008 a 2011), De Muner sabe que lo único que sirve es el ascenso y que cualquier otro logro tendrá sabor a fracaso. “Todos sabemos que para que podamos cumplir la meta deseada cada uno tendrá que hacer su aporte. Este es un juego colectivo pero los arrestos individuales ayudan a concretar los objetivos deseados”.

Mucha experiencia
De Muner lleva 15 años jugando en los principales niveles de competencia y sabe muy bien lo que es competir en las divisiones de ascenso. Por eso insiste en que deben prepararse para encartar un certamen muy duro. “Estamos en una situación que nos puede hacer entrar en la historia del club y eso nos ilusiona. Tenemos que demostrar porque estamos vistiendo esta camiseta que despierta tanta pasión. Pero cuidado: los otros clubes se reforzaron para estar en la lucha por el ascenso directo y serán complicado enfrentarlos. A pesar de todo, me ilusiono que el 9 de noviembre estaremos celebrando el ansiado ascenso”, manifestó el zaguero que en 1999 debutó en la Primera división con la camiseta de Argentinos Juniors y ahora quiere regalarle el ascenso a los hinchas “santos”.
Comentarios