El pozo de agua de El Timbó continúa generando conflictos - LA GACETA Tucumán

El pozo de agua de El Timbó continúa generando conflictos

Elías de Pérez ampliará una denuncia por el uso de fondos públicos.

23 Jun 2014
La obra del pozo de agua en la comuna de El Timbó que quedó inconclusa porque en el suelo de la zona había agua salada no apta para el consumo fue un de los casos paradigmáticos que la senadora radical Silvia Elías de Pérez llevó a la Justicia para denunciar irregularidades en el Plan Más Cerca.

No obstante, el pozo de El Timbó se transformó en una caja de Pandora. Porque a la impericia del Gobierno a la hora de habilitar un pozo sin el previo estudio del suelo -sostiene la parlamentaria radical en su denuncia- ahora se suma otro hecho administrativo irregular: la obra del pozo de El Timbó se terminó a medias. Sin embargo, en la cuenta bancaria que posee la comuna figura la acreditación -en tres tramos- de los $ 2.075.739,91 que demandaron los trabajos.

Así, el Poder Ejecutivo (PE) depositó los primeros $ 207.573,99 el 6 de mayo de 2013, en la cuenta 138511/9 perteneciente a la comuna de El Timbó. Luego hizo un tercer depósito de $ 701.591,28, el 25 de junio de 2013. La última acreditación del dinero se produjo el 5 de septiembre de 2013, por un monto de $ 1.166.574, 64.

El primer pozo abandonado fue descubierto en este lugar, a principios de marzo. Luego de un informe de LA GACETA que puso en evidencia el estado de la obra, el ministro del Interior, Osvaldo Jaldo, había explicado que en el lugar sólo se había encontrado agua salada, no apta para el consumo humano. Sin embargo, tras la publicación, el pozo fue conectado y Jaldo prometió que se lo pondría en funcionamiento. Pero según relatan los vecinos del lugar, los problemas de la falta de agua persisten.

Según sostiene Víctor Romero, habitante del lugar, la única vez que funcionó el pozo fue el jueves 22 de abril. Ese día se inauguró la obra, luego de que salieran a la luz las irregularidades. “El día de la inauguración funcionó y desde ahí estuvimos nueve días sin agua. Después llegó gente del Sepapys con un aparato para medir la presión y se dieron cuenta de que no salía agua. La semana pasada me llamó el fiscalizador de la comuna, porque los vecinos pedimos una audiencia para saber por qué el pozo funcionaba mal. También queríamos consultarle por otras obras que nos habían prometido. Lo concreto es que, al día de hoy (por ayer), sigue sin salir agua”, relató Romero. “Está claro que la obra es un fracaso porque no puede abastecer a las 300 familias que lo requieren. La última vez que salió agua por un par de horas fue el lunes pasado. La comuna sigue entregando agua en camiones cisterna”, agregó.

Está previsto que hoy Elías de Pérez aporte nueva documentación a la Justicia, en el marco del plan Más Cerca.

Comentarios