Repudian las amenazas a los fiscales y avalan la investigación judicial

El fiscal Washington Navarro Dávila investigará el caso y las sospechas se ciernen sobre un sector de la Policía. Respaldo de Alperovich.

08 May 2014
1

FIRMEZA. Navarro Dávila dijo que debe haber garantías para investigar. LA GACETA / FOTO DE INÉS QUINTEROS ORIO

No es la primera vez que lo hacen. Quizás no sean los mismos que intentaron amedrentarlos en enero pasado. Pero lo que sí queda en evidencia, después de la segunda amenaza de muerte que reciben los fiscales de Instrucción Adriana Giannoni y Diego López Ávila, es que hay un sector de la Policía que considera que cuenta con el poder suficiente para amedrentar a dos funcionarios del Ministerio Público.

Tal vez por esto el titular de la Corte Suprema, Antonio Gandur -según versiones tribunalicias- se comunicó personalmente con los fiscales de Instrucción para llevarles tranquilidad y asegurarles que investigarán a fondo las amenazas de las que fueron víctimas.

En este marco preocupante, el fiscal Washington Navarro Dávila que está a cargo de la Fiscalía de Instrucción de la V° Nominación, habló anoche ante las cámaras y aseguró que hará todo lo que este a su alcance para hallar a los responsables de estos llamados intimidatorios que fueron realizados en perjuicio de sus pares.

A su vez, remarcó la importancia de investigar cuáles fueron los uniformados que participaron del acuartelamiento que realizaron en diciembre pasado en reclamo de una mejora salarial. “Estos fiscales (por Giannoni y López Ávila) deben tener las mayores garantías y protección para que puedan aclarar quiénes fueron los policías que tomaron las armas y pusieron en vilo la tranquilidad y la seguridad de toda la población de Tucumán”, subrayó.

En este sentido, también aclaró cuál es la naturaleza de la investigación que le encomendó el Ministerio Público. “Esto no se trata de proteger a la familia o a los bienes de dos fiscales. Esta causa se inicia para garantizarles que tendrán la más amplia libertad para llegar a todos los responsables del delito de sedición. Y no me temblará el pulso si debo ordenar la detención de quien sea”, agregó con firmeza.

Fuerte aval a la pesquisa

El gobernador José Alperovich repudió anoche las amenazas contra la Justicia. “Bajo ninguna circunstancia vamos a permitir este tipo de acciones que intentan amedrentar a los funcionarios que llevan adelante la justa investigación. Seguiremos con más fuerza y mantendremos el rol de querellantes en la causa. La sedición sucedida el 9 y 10 diciembre pasado se debe investigar”, afirmó.

Comentarios