Piden que el CAM explique porqué recusa a Estofán

Un aspirante, desestimado en un concurso, formuló duras críticas

15 Abr 2014
1

JUEZ. Acosta objeta el concurso por un lugar en la Cámara de Apelaciones. la gaceta / foto de Osvaldo Ripoll

Guillermo José Acosta, actual juez de Instrucción en Concepción, quedó desestimado en el concurso para cubrir la vacante en la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Instrucción, tribunal que revisa las investigaciones preliminares de toda la provincia. Sin embargo, el letrado no se da por vencido, e insiste en el juicio que inició contra el Consejo Asesor de la Magistratura (CAM), por considerar que el órgano de preselección de jueces incurrió en arbitrariedad al avalar una corrección del proceso presuntamente incompatible con el ordenamiento jurídico vigente.

La semana pasada, el CAM respondió a la cautelar requerida por Acosta -y avalada por la Corte Suprema de Justicia de Tucumán (CSJT)- pidiendo que se levante la medida para continuar con el trámite y requiriendo además la recusación sin causa de Antonio Estofán, vocal del alto tribunal. “La vacante de la Cámara de Apelaciones debe ser inmediatamente cubierta para no resentir el servicio de justicia, servicio esencial para garantizar la convivencia de los tucumanos”, indicó entonces Antonio Bustamante, consejero del órgano y su representante en el litigio.

El concursante Acosta contestó el traslado indicando que “de levantarse la cautelar, ello permitiría la continuidad del proceso”. “En consecuencia, a los pocos días de levantarse la medida, se designaría el nuevo miembro (de la Cámara de Apelaciones). Ello produciría la inmediata abstracción del presente proceso judicial (...) lo que constituiría una virtual forma de denegarme justicia”, señaló. Advirtió que, a su entender, el CAM pretende utilizar “los carriles procesales” con ese fin. “Si realmente al CAM le interesa que con celeridad se resuelva si le asiste razón (...), debe adecuar su conducta de modo que el presente juicio pueda resolverse con celeridad y no apelar a una maniobra casi burda para lograr que la acción se torne abstracta”, insistió el aspirante. Acosta cuestionó luego la recusación sin causa contra Estofán planteada por el Consejo Asesor, que preside la vocal del alto tribunal, Claudia Sbdar. “Aún en los códigos adjetivos que carecen de una norma expresa como la nuestra la jurisprudencia es unánime, en cuanto ha concluido en una improcedencia de la recusación sin causa en los procesos de conservación”, consignó. Y exigió al CAM que explique las razones de la recusación de Estofán. “El presente caso asume la particularidad de que la presidenta del CAM -vocal de la Corte y firmante del escrito- recusa a otro miembro del órgano pretendiendo su apartamiento. Al omitir explicitar causas, arroja sin duda infinita materia prima para infinitas especulaciones”, indicó.

Comentarios