Un ladrón amenazó con matarse para evitar ser detenido - LA GACETA Tucumán

Un ladrón amenazó con matarse para evitar ser detenido

El hecho ocurrió en Lules. Al verse rodeado por la Policía, el delincuente sacó un arma y se la llevó a la boca. Finalmente fue aprehendido.

19 Feb 2014
1

DECISIÓN. “Pupilé” manipuló un arma y amenazó con quitarse la vida. IMAGEN TOMADA DE TWITTER/@CYNTIADILULLO

Un delincuente intentó quitarse la vida luego de que la policía quiso detenerlo, ya que habría estado prófugo de la Justicia.

Cerca de las 14.30, “Pupilé “circulaba en moto por calle San Martín de la ciudad de Lules. “En ese momento fue reconocido por dos policías, quienes comenzaron una breve persecución”, dijo el jefe de la Unidad Regional Oeste, comisario Guido Salas.

“Al llegar a la esquina con el pasaje 25 de Mayo, el ladrón junto a otro compinche tiró la moto”, relató el comisario. El acompañante logró ser reducido, pero “Pupilé” sacó un arma de fuego y se la llevó a la boca. “No se acerquen porque me mato”, le repetía a los oficiales mientras se agredía con el arma 9 milímetros en su cabeza. 

Esta situación llenó el lugar de curiosos, por lo que Salas decidió hacer un cordón a 250 metros a la redonda. Alrededor de las 15 llegó el jefe del Grupo CERO, subcomisario Claudio Dadín, quien ofició de mediador.

“En todo momento decía que se iba a matar y pedía por su padre que estaba detenido en la comisaría de Lules”, comentó el subcomisario. Luego pidió garantías para entregarse.

En ese momento llegó la fiscala Adriana Gianonni, subrogante de quien subroga la Fiscalía de Instrucción de la III° Nominación. 

Luego de un intercambio de palabras con Dadín, cerca de las 15.30 se entregó. “Pupilé” fue trasladado a la sede policial del lugar. Allí el médico forense lo revisó y curó de las heridas que se provocó momentos antes. Por orden de la funcionaria judicial, el aprehendido fue trasladado a tribunales donde prestó declaración. 

“Si bien estamos esperando un informe de sus antecedentes, esta persona es un conocido asaltante de la zona y que estuvo detenido otras veces”, argumentó Salas.

En la puerta de la comisaría se agolparon familiares del detenido, que se quejaron de los malos tratos que había recibido en esa sede policial. “Quise interceder para que mi sobrino se entregara y un policía me pegó”, denunció una tía de “Pupilé”. “No quiere estar detenido aquí porque lo maltratan”, aseveró la mujer. 
Comentarios