Kicillof busca un acuerdo para refinanciar la deuda con el Club de París

Será por un monto de U$S 9.500 millones.

20 Ene 2014
BUENOS AIRES.- Autoridades del Gobierno nacional mantendrán hoy una serie de reuniones en Francia para renegociar la deuda en moratoria con el Club de París. La delegación estará encabezada por el ministro de Economía, Axel Kicillof, quien estará acompañado por su antecesor y actual embajador ante la Unión Europea (UE), Hernán Lorenzino; por el ex secretario de Finanzas, Adrián Cosentino, y por su sucesor, Pablo López. El objetivo de los funcionarios es renegociar con el organismo de acreedores oficiales, con quienes persiste una deuda que podría ascender a los U$S 9.500 millones, según el cálculo de intereses en cesación de pagos desde 2001.

Se informó de manera oficial que la oferta final “aún está en elaboración”, pero la intención del ministro de Economía es cerrar un acuerdo para poner fin a los problemas que a la Argentina le generan controversia y un aumento del costo de financiamiento, de acuerdo con lo que indicaron fuentes del Ministerio de Economía. Si bien se aclaró desde el Palacio de Hacienda que no se iba a presentar una iniciativa formal, la idea de Kicillof es pagar un porcentaje en efectivo y el resto con bonos.

La refinanciación de la deuda le abriría a Buenos Aires las puertas a los mercados internacionales de crédito. Fuentes cercanas a la negociación estimaron que las negociaciones no serán fáciles, ya que los acreedores plantearon que si la Argentina no ofrece un plazo corto de pago debe intervenir el Fondo Monetario Internacional (FMI) como agente de monitoreo del desembolso. En cambio, según Télam, el Gobierno planea un cronograma de pago de hasta 10 años, con bonos. Fuentes ministeriales señalaron en tanto que la intención de este viaje “es mantener un primer contacto y mostrar una seria voluntad de intentar buscar un acuerdo, tal como se avanzó con (litigios ante) el Ciadi, y con el tema de Repsol” por la expropiación de la petrolera YPF. La refinanciación de la deuda con el Club de París podría abrir las puertas de los mercados financieros internacionales a la Argentina, cerrados desde la declaración de la cesación de pagos de su deuda soberana, a fines de 2001. (Télam)

Comentarios