Ambas CGT quieren un control trimestral

16 Ene 2014
BUENOS AIRES.- Cuando ningún dirigente gremial apostaba a que podían tener algún punto de coincidencia con sus adversarios, imprevistamente la CGT oficial y la CGT opositora coincidieron en reclamar, frente a la escalada de la inflación, que las reuniones paritarias se hagan cada tres meses. Ambos sectores también plantean que el Gobierno nacional no establezca un techo a los aumentos.

El titular del gremio de Canillitas y hombre fuerte de la CGT opositora, Omar Plaini, admitió que por el “contexto de inflación”, las paritarias cada tres meses son una posibilidad, tal como plantearon algunos gremios del sector oficialista de esa central obrera. “No es lo mejor, pero eso se da en un contexto de inflación. Lo bueno de las paritarias es que sean una vez al año. Pero dadas las circunstancias, cada representación sindical verá que es lo más beneficioso para defender el salario”, dijo Plaini consultado sobre la posibilidad de discutir salarios cada 90 días.

En los últimos días, algunos integrantes de la CGT oficialista que conduce Antonio Caló plantearon la necesidad de que las negociaciones salariales dejen de ser anuales, y hasta reclamaron que se discutan cada tres meses.

“Para combatir la inflación tenemos que plantear trimestralmente el aumento salarial. Eso sería una forma de combatirla: trabajar con el trimestre anterior. Cada tres meses tenemos que valorar el trimestre anterior, cómo anduvo la industria, y ahí pedir. Entonces yo no estoy diciendo que va a aumentar un 25% este año”, declaró Ricardo Pignanelli, titular de Smata y hombre de la Casa Rosada. (DyN)
Comentarios