El autor del doble crimen guardaba un arsenal en su casa

El comisario Barraza y el prosecretario Uro serán sepultados hoy por la tarde.

26 Oct 2013
1

INCOMPRENSIBLE. Familiares y amigos de las víctimas se abrazan frente a la casa del homicida. LA GACETA / DIEGO ARÁOZ.

Hugo Daniel Sirnio Romanazzi tenía un arsenal en su casa. El hombre quie ayer mató a un prosecretario del fuero penal del Poder Judicial y a un comisario era temido por sus vecinos ya que, en diferentes ocasiones, había mantenido violentos altercados con ellos y los había amenazado con sus armas, reconocieron fuentes judiciales.

El hecho provocó profunda conmoción. El hombre estaba acusado por un abuso sexual y la fiscala Adriana Reinoso Cuello había solicitado un allanamiento en su domicilio de calle Crisóstomo Alvarez 2.847 para secuestrar armas. Pero desde el primer momento Sirnio Romanazzi se mostró contrariado por la medida, y se impuso.

Manuel "Lalo" Uro, prosecretario de la fiscalía, estaba en un curso de capacitación cuando lo llamaron para decirle que había inconvenientes con el sospechoso, y fue a tratar de convencerlo para que depusiera su actitud. "No tenía nada que hacer allí, pero siempre fue un buen tipo y por eso fue a tratar de colaborar", contó un allegado. El comisario Víctor Barraza, jefe de la División Trata de Personas también llegó al domicilio cuando se enteró que había problemas. Él tampoco estaba al mando del operativo, pero como era el jefe de la sección, decidió presentarse. Ninguno de los dos salió vivo de la casa del acusado.

Fuentes judiciales indicaron que Sirnio Romanazzi tenía en su poder varios pistolas calibres 9, 40 y 11.25. "Algunas tenían bala en recámara y estaban sin seguro, por lo que es seguro que las mantenía así para usarlas en el acto", dijeron las fuentes a LA GACETA. También tenía revólveres de grueso calibre, como un 357.

Durante toda la noche fue incesante la presencia de allegados a las víctimas en las dos salas en las que fueron velados. Tanto Uro como Barraza serán inhumados hoy por la tarde.

Comentarios