Respaldan medidas contra la Argentina

Países de la UE avalan aranceles al biodiésel.

23 Oct 2013
BRUSELAS.- Los miembros de la Unión Europea (UE) acordaron ayer imponer aranceles a las importaciones de biodiésel de Argentina e Indonesia, países a los que acusa de vender el combustible al bloque a precios "injustamente" bajos, dijeron fuentes diplomáticas.

La mayoría de los miembros de la UE respaldaron la posición de la Comisión Europea de que los dos países incurrieron en dumping, o ventas por debajo de los costos o de un precio justo de mercado, una acusación negada por ambos países.

Argentina presentó una queja ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por esa disputa.

La Comisión Europea ha propuesto aranceles de 217 euros y 246 euros (U$S 300 y U$S 340) por tonelada de biodiésel importado desde Argentina, y entre 122 y 179 euros por tonelada importada desde Indonesia, según datos dados a conocer.

Las importaciones ya están sujetas a aranceles provisionales, impuestos en mayo. Las tasas definitivas, que son más altas, se aplicarán desde fines de noviembre.

La decisión representó un duro golpe para las empresas exportadoras de Argentina, que argumentaron que la medida sólo busca proteger a la industria europea, a la que consideran ineficiente.

"Finalmente queda firme esta medida injusta que surge de un incorrecto cálculo. Lo único que esto genera es un perjuicio a Argentina y al consumidor europeo, que va a pagar un combustible más caro", señaló el presidente de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), Luis Zubizarreta.

De acuerdo con el directivo, la Unión Europea tomó para sus cálculos de costos para la elaboración del biodiésel los precios internacionales del aceite de soja -el insumo usado en Argentina para el combustible-, que son muy superiores a los valores domésticos del país.

Argentina es el mayor exportador mundial de biodiésel y junto con Indonesia representa un 90% de las importaciones de biodiésel de la Unión Europea. Su participación en el mercado de la UE creció a un 22% en 2011, desde un 9% en 2009.

En un reciente comunicado, Carbio dijo que las pérdidas para el país superarán los U$S 1.000 millones este año.

En 2011, el último año en que los embarques se realizaron normalmente, las exportaciones a la UE alcanzaron los U$S 1.750 millones, frente a los escasos U$S 500 millones previstos para este año, que podrían caer a cero con los nuevos aranceles en plena vigencia. (Reuters)

Comentarios