"No había una estructura antisubversiva en la Policía"

El imputado Lazarte negó haber sido supervisor militar en la Jefatura. Se espera que durante las próximas dos audiencias (jueves y viernes) otros siete acusados usen su oportunidad de defenderse

ANTE LOS JUECES. Lazarte se defendió de las imputaciones en su contra. TELAM ANTE LOS JUECES. Lazarte se defendió de las imputaciones en su contra. TELAM
19 Octubre 2013
Se sentó frente a los jueces del Tribunal Oral Federal (TOF) para aportar lo que llamó un "relato verdadero" sobre sus funciones y actividades en la época (los 70) en la que habrían ocurrido los hechos que se le imputaron en el marco de la megacausa "Arsenales II-Jefatura II". Presentó documentación con la que pretende refutar datos de la acusación del Ministerio Público Fiscal (MPF). El imputado Jorge Omar Lazarte fue el primero que quiso usar su oportunidad de hablar frente a los magistrados Gabriel Casas, Carlos Jiménez Montilla y Juan Carlos Reynaga para aportar a su defensa material. El ex militar, según los fiscales, se habría desempeñado como supuesto supervisor militar del Departamento de Inteligencia (D2) de la Policía provincial durante el terrorismo de Estado. Se espera que durante las próximas audiencias, el jueves y viernes próximos, hagan lo mismo otros siete acusados.

"Un absurdo"

Lazarte explicó el contexto que lo trajo a la provincia en el año 1974. Después, dividió sus argumentos en tres ejes: el tiempo en el que estuvo en Tucumán, las acusaciones y el cargo que se le adjudica. "Haré una serie de consideraciones relacionadas con las imputaciones y sobre el servicio en la Policía. Todo lo que digo está documentado", presentó. Añadió que él y sus superiores habrían venido por pedido del entonces gobernador Amado Juri, debido a la "situación de violencia" en Tucumán. Aseguró que en Tucumán, operaban organizaciones en el campo (ERP) y la ciudad (Montoneros). "El ERP tenía la compañía de monte 'Ramón Rosa Jiménez', con bandera propia y armamento producto de tomas de unidades militares y de policías", afirmó para luego enumerar supuestos atentados y acciones de ese grupo.

A continuación, dijo que, de acuerdo con el MPF, él había estado en la provincia entre el 14 de noviembre de 1974 y el 12 de diciembre de 1975. "La verdad es que fui dado de alta el 16 de noviembre y la comisión finalizó en noviembre de 1975. Pedí volverme antes por enfermedades de mi hijo y mi esposa. Con poco profesionalismo e idoneidad, incluyen esas fechas para adjudicarme delitos que perjudican mi situación", consideró. Con respecto a los delitos de los que se lo acusa, aseveró que ni las víctimas ni los testigos lo habrían descripto o mencionado. Luego, dijo que él era un teniente primero que estaba abocado a tareas en las áreas de personal y logística. Con respecto a la acusación de desempeñarse como supervisor militar, lo negó: "con la jerarquía que tenía es un absurdo. Además, ese cargo se creó luego". Ante las preguntas del fiscal Patricio Rovira, negó que en la Jefatura hubiera detenidos políticos y la existencia de un área de inteligencia. "No había una estructura antisubversiva en la Policía", desechó.

Tras sus palabras, se produjo un cruce entre familiares de desaparecidos y de los imputados.

Lazarte es un ex militar de 69 años. Está imputado por los delitos de violación de domicilio, privación ilegítima de libertad, torturas agravadas y homicidio agravado. En el proceso oral se juzgan crímenes de lesa humanidad que habrían ocurrido los centros clandestinos precisamente de la Jefatura y el Arsenal. Son 41 los imputados por delitos contra 215 víctimas.

Comentarios