Liberan a policías por el robo en un country

El ex jefe de la Alcaidía de la Dirección General de Investigaciones y los cuatro guardias seguirán vinculados a la causa que investiga Giannoni. Tomás Robert, abogado del ex jefe Robledo, dijo que su defendido no estuvo en la dependencia policial el día en que ocurrió el robo porque estaba festejando su cumpleaños.

24 Julio 2013
Los cinco policías que fueron detenidos por el robo al country "Jockey Club" recuperarán la libertad en las próximas horas, aunque no quedarán desvinculados de la investigación, según informaron fuentes tribunalicias.

El viernes, el fiscal de Feria Diego López Ávila dispuso el cese de la detención del ex jefe de la alcaidía de la Dirección General de Investigaciones, José Alfredo Robledo, y de los cuatro agentes que trabajaron en la guardia de los calabozos de la dependencia el 14 y 15 de septiembre del año pasado.

En aquella fecha, Manuel Alfredo Maltez habría salido de su celda para robar en la casa de Julia María Paz, ubicada en el barrio privado. La fiscala de Instrucción de la VIII° Nominación, Adriana Giannoni, investiga qué policías actuaron en complicidad con el preso.

Maltez estaba detenido desde marzo de 2012 por un asalto y aunque había una orden para que fuera trasladado al penal de Villa Urquiza, permanecía alojado en la alcaidía de la Dirección General de Investigaciones. El argumento que dio la Policía a la fiscala fue que en el servicio penitenciario no contaban con cupo para recibirlo.

El viernes 14 de septiembre de 2012, Julia María Paz salió de su casa en el country "Jockey Club". Regresó dos días más tarde y descubrió que le habían robado alrededor de US$ 250.000 y $ 500.000. En marzo de este año, la fiscala Giannoni recibió el resultado del cotejo de huellas dactilares halladas en el lugar del robo, que determinaba que Maltez había estado allí.

La fiscala ordenó allanamientos en las casas de los 18 policías que trabajan en la alcaidía de la Dirección General de Investigaciones, y secuestró teléfonos celulares, dinero y el libro de guardia de la alcaidía.

El 5 de julio, el ex jefe Robledo fue detenido junto a los cuatro agentes que cumplieron funciones en la guardia en los días en que ocurrió el robo. El plazo para decidir si le dictaban la prisión preventiva se cumplió durante la feria judicial, y López Ávila resolvió el cese de la detención mientras continuaba la investigación.

"Son varios los elementos de prueba que hemos aportado que prueban que Robledo no tiene ninguna vinculación con el robo. El fiscal no encontró elementos que arrimen a una sospecha certera, por lo que no pidió la prisión preventiva", explicó el abogado Tomás Robert, defensor del ex jefe de la alcaidía de la Dirección General de Investigaciones.

Festejos
López Ávila dispuso que Robledo debe presentar una caución real por $ 15.000 para recuperar su libertad. Los otros policías (que son defendidos por los abogados Sergio Pérez y Juan Pablo Nadotti), ofrecieron fianzas personales por $ 10.000. Los cinco policías continuarán imputados en la causa.

"Vamos a demostrar la inocencia de Robledo y pediremos su sobreseimiento. Él no estuvo en el lugar de trabajo ese fin de semana, porque era su cumpleaños y tuvo varios festejos. Los libros secuestrados muestran que entregó la guardia la madrugada del sábado a las 0.10 y luego, ese mismo día, la recibió a las 23.10", afirmó Robert.

Además, el abogado aseguró que el comisario no tuvo ningún crecimiento patrimonial desde que se produjo el robo. "Incluso tiene más deudas que antes. Pedimos informes bancarios, su vivienda no tuvo mejoras ni adquirió bienes muebles e inmuebles. Si hubiese participado en un botín millonario debería haber algún indicio en su patrimonio, y nada de eso sucedió", agregó el abogado.

Comentarios