Ya sin algas, el lago San Miguel vuelve a recibir agua

Durante los meses que duró la obra se retiraron 1.500 camionadas de desechos. Hormigón y más profundidad.

02 Jul 2013
2

EL LAGO, AHORA. Así luce el sector central del San Miguel: está cubierto por enormes charcos y los operarios trabajan junto a la isla. LA GACETA / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO

Cuatro meses y 1.500 camionadas de desechos después del inicio de la obra, el agua regresa al lago San Miguel. Se calcula que para el 9 de Julio, Día de la Independencia, el espejo del parque estará cubierto aunque no en su nivel máximo. Eso ocurrirá recién a fin de mes.

Quien pase por el parque hoy verá que en el sector este del lago hay algo de agua; y en el oeste nada más que grandes charcos y obreros en pleno trabajo: están terminando las últimas obras antes de que el líquido comience a avanzar hacia esa zona. Según explicó la Municipalidad, eso podría suceder hoy.

En febrero, el San Miguel comenzó a ser vaciado. El objetivo fue tapar fisuras, retirar las algas y dragarlo. En aquel momento se calculaba que la profundidad máxima rondaba el metro en la zona central. Pero había sectores en los que se habían acumulado tantos sedimentos que la profundidad se había reducido a unos pocos centímetros. Las obras se dividieron en etapas. Una parte se realizó antes de Semana Santa y la otra, después. Se lo volvió a llenar para la puesta de "Vida y Pasión de Dios Hombre" y luego fue necesario vaciarlo otra vez.

A lo largo de estos meses se le hicieron varias modificaciones. En primer lugar, se incrementó su profundidad. A partir de ahora, entre la superficie y el fondo habrá 1,50 metro en las zonas más hondas.

Por otro lado, se construyeron muros laterales de hormigón en varios sectores y, alrededor de la isla, se colocó una estructura de piedras similar a gaviones, informaron en la Dirección de Espacios Verdes. También se compactó el fondo con máquinas.

"Recubrimos los sistemas de seguridad de desagote y rebalse, que estaban tapados por el enlamado. De hecho, a lo largo del todo el proceso se retiraron unos 14.000 metros cúbicos de barro y algas, es decir, unas 1.500 camionadas de desechos", resaltó el subsecretario de Obras Públicas de la Municipalidad, Atilio Belloni.

El funcionario agregó que hace unos días se permitió el ingreso de agua sólo a una parte y que se construyó un terraplén hasta el muelle para evitar que avanzara hacia donde todavía se están haciendo trabajos. Hoy se reducirá la altura de ese terraplén y el líquido llegará al sector que continúa seco. Belloni calcula que para los festejos del 9 de Julio ya habrá unos 50 centímetros de agua sobre toda la superficie.

Además, informó que se preservaron algunos peces, pero que sembrarán más alevinos.

Comentarios