La escuela de la primera comuna con Wi Fi libre sólo tiene una computadora - LA GACETA Tucumán

La escuela de la primera comuna con Wi Fi libre sólo tiene una computadora

En la quieta y pulcra plaza del pueblo monterizo los jóvenes se instalan por las tardes para navegar gratuitamente por Internet con sus celulares. Pero en las aulas no pueden aprovechar el servicio inalámbrico porque no hay PC y -por lo tanto- no tienen clases de informática. La secundaria no fue beneficiada con las netbooks del programa Conectar Igualdad.

04 May 2013 Por Florencia Bringas

Spectra es el pueblo que Edward Bloom descubre en medio de un bosque reseco y tenebroso. De la oscuridad plena, se encuentra con cientos de luces, un césped que invita a sacarse el calzado y a caminarlo con los pies desnudos, porque no hay piedras, no hay vidrios, no hay basura. El personaje de la película "El Gran Pez" de Tim Burton es tentado para quedarse a vivir en ese lugar de habitantes simpáticos y calles inmaculadas. Tucumán podría tener su Spectra: Teniente Berdina parece acercarse a esa imagen de pueblo idílico que presentan en el filme. Sorprende por su pulcritud y por su quietud. Los vecinos reciben los primeros rayos del sol con rastrillos con los que juntan las hojas otoñales de la impoluta y única plaza del lugar, y los más pequeños juegan descalzos por las calles, donde rara vez pasa algún vehículo. De noche, solo escuchan el cantar de los grillos.

Por la ruta 324 se llega a esta localidad monteriza, que limita con Famaillá hacia el este. Desde la entrada se pueden apreciar sus límites: Teniente Berdina tiene unas seis cuadras de largo, por seis cuadras de ancho. Pero lo que la hace única no tiene que ver con su calma, con los cerros que la rodean o con los campos de naranjas que la delimitan, sino con el hecho de que esta es la primera comuna de Tucumán en tener Wi Fi (Internet inalámbrico) libre y gratuito. Aunque, paradójicamente, casi no hay computadoras en el pueblo.

"Como no tenemos teléfono con red domiciliaria, no podemos acceder a Internet. Además, la señal de teléfonos móviles no es buena. Con ese panorama, era muy difícil tener internet en los domicilios. Entonces, hicimos un expediente y la Comuna logró contratar un servicio privado de Wi Fi. Desde hace unos cuatro o cinco meses hay una antena en el medio de Teniente Berdina que ofrece señal a todo el pueblo", comentó a LA GACETA Alcides Lanconi, comisionado rural local.

Futuro incierto
Para Lanconi el futuro de los jóvenes no es un tema menor: reconoce que la conexión a Internet es un servicio indispensable para la educación. "Si los chicos no reciben preparación educativa, no van a tener oportunidades laborales. Estarán condenados a trabajar en la cosecha de limón o en la de arándanos", destacó el funcionario.

Teniente Berdina tiene una escuela primaria, ubicada frente a la plaza, donde también funciona la secundaria. Este año se recibirá la primera camada de estudiantes berdinenses. Según Ángeles Mercedes Insinga, directora del nivel primario, la población estudiantil es cercana a los 256 alumnos (156 en nivel inicial y primaria, y 100 -aproximadamente- en la secundaria). En el establecimiento sólo hay una vieja PC que es usada para tareas administrativas. "Tengo entendido que el programa Conectar Igualdad, del Ministerio de Educación, abastece con netbooks al nivel secundario, pero hasta el momento acá no se ha recibido nada. Es una pena, porque podríamos hacer un mayor aprovechamiento del Wi Fi. Tampoco se enseña informática porque no poseemos computadoras. Todo es muy rústico. Yo traigo mi portátil porque el sistema educativo está informatizado; antes era una complicación trabajar. Ahora mandamos y contestamos los mails desde acá. Sería mucho mejor que los chicos pudieran tener máquinas", confesó la directora. Sin embargo, Insinga destacó el esfuerzo que hacen los padres de los chicos para compensar la falta de tecnología en sus casas y en la escuela: llevan a sus hijos hasta un ciber que hay en Famaillá, adonde pueden buscar información para las tareas escolares.

No tan viejos hábitos
Como a la vieja usanza, en la biblioteca de la comuna los jóvenes se reúnen para repasar los viejos manuales y rescatar todo lo que les pueda servir para cumplir con sus obligaciones estudiantiles. "Acá vienen en cualquier momento del día. Me piden la llave y se quedan con los libros. También tenemos en la sede comunal una computadora gratuita para que vengan los chicos cuando quieran", contó Fátima Díaz, una empleada de la comuna.

Según los vecinos, los jóvenes de Teniente Berdina se instalan por las tardes en la plaza para aprovechar el Wi Fi con sus celulares; son muy pocos los que tienen computadoras portátiles. Evelyn Rosa, de 19 años, sueña con el día en que lleguen las netbooks del Gobierno. "La señal es débil dentro de las casas -aseguró la estudiante-, por eso hay que salir afuera. De todas formas los celulares no son suficientes; necesitamos computadoras".

Mientras, Alcides Lanconi tienta a los turistas a que visiten su pueblo soñado, con un ofrecimiento: "por ahora pueden venir a disfrutar de una plaza con césped cortito, limpia, prolija. Allí se pueden sentar y navegar en la web con el paisaje de fondo de los cerros tucumanos".


Cooperativas con aspiraciones

Teniente Berdina está cercada por las plantaciones de limón de dos empresas privadas. Por ello es común que la mayoría de los hombres del lugar trabaje en la cosecha de cítricos, aunque algunos también se dedican al cultivo de arándanos.

Meses atrás se formaron dos cooperativas: Flor de Ceibo y Caspinchango (lleva el mismo nombre del río cercano). Los 32 vecinos que forman las agrupaciones se dedican exclusivamente a la construcción. En este momento preparan 20 módulos habitacionales que fueron gestionados por la Comuna. Ayer se entregaron las 10 primeras viviendas y el pueblo decidió festejarlo con una celebración popular. "Cuando empezamos con las cooperativas muy pocos sabían de albañilería. Un técnico los guiaba y los asesoraba. Hoy todos trabajan muy bien, y creo que se harán expertos en el futuro, porque hay trabajo de esto para rato. Se solicitaron unos 60 módulos porque ha crecido la población y no se ha incrementado la cantidad viviendas", contó Alcides Lanconi, comisionado rural de Berdina. Además, explicó que con el proyecto provincial "Más cerca" se hará cordón cuneta en diferentes sectores del pueblo.

No sólo se entregaron módulos, sino también se hizo un mejoramiento habitacional, que fue anexado a los hogares precarios de algunos vecinos. Como en el caso de Marta Aguilar, que desde hace 26 años vive en Teniente Berdina.

Según Lanconi, las cooperativas también tienen un futuro planeado: los albañiles quieren crear - con el apoyo de la Comuna- una empresa de servicios de construcción para brindar a otras zonas. "Nosotros trabajamos rápido y ordenados. Para terminar un módulo nos replanteamos la obra: decidimos que la haríamos en 32 días, de lunes a viernes, con un horario fijo por la mañana y sin horario de salida. Y lo cumplimos", confesó Jorge Palavecino, jefe de obra de una de las cooperativas.


PROYECTOS Y ENTRETENIMIENTO

- En la liga.- Teniente Berdina se encuentra a 40 kilómetros de la Capital. Aunque pertenece al departamento de Monteros, los habitantes viajan a Famaillá para realizar sus compras o para salir de noche. En el pueblo no hay bares ni restaurantes. Pero desde este año se está tramitando la personería jurídica del Club Social y Deportivo Berdina. Los más pequeños futbolistas del club ya están jugando en el campeonato de la liga. 

- No hay pan propio.- Como no hay panadería en el pueblo, todas las mañanas los vecinos de Berdina compran pan en los pueblos cercanos. Desde la comuna planean comprar hornos panaderos y ofrecer capacitación. Evangelina Medina vende pan casero sólo por las tardes. La mujer comentó que sería bueno recibir formación en el oficio y también agregó que le gustaría que se instalen más juegos para los chicos del pueblo. 

- Cuando Berdina fue noticia en Twitter.- En enero , a través de Twitter, se difundió una fotografía impresionante: un hombre sostenía con sus manos un sapo de dimensiones extraordinarias. Según sus autores, la foto de lo que supuestamente sería un "sapo gigante" habría sido tomada en Teniente Berdina, departamento Monteros. Pero luego se desmintió la noticia. La foto habría sido tomada en un país asiático. 

- Más que libros.- La biblioteca del pueblo, que está ubicada frente a la plaza, también funciona como un centro social. Allí ensaya un ballet de folclore, se dictan clases de Taekwondo y los adultos mayores toman clases de gimnasia. 

- Balneario.- En el río Caspinchango, conocido por sus aguas cristalinas, la Comuna planea construir un balneario. "El agua no está contaminada; debe ser uno de los pocos que quedan sin corromper. Entonces queremos aprovechar este lugar para que sea de veraneo", confirmó Alcides Lanconi, comisionado rural local.

Comentarios