"No permitiremos gente así en la Policía" - LA GACETA Tucumán

"No permitiremos gente así en la Policía"

El secretario de Seguridad Ciudadana, Paul Hofer, afirmó que los efectivos involucrados en el robo a un country serán desplazados. La fiscala Giannoni continuará con nuevas medidas esta semana, antes de que se levante el secreto de sumario

15 Abr 2013
1

EN LA ALCAIDÍA. En los calabozos de la Dirección General de Investigaciones estaba alojado el preso que salió a robar en el country "Jockey Club". LA GACETA / FOTO DE DIEGO ARAOZ

"Que no haya dudas; el resultado de la investigación tendrá consecuencias inmediatas dentro de la fuerza", dijo el secretario de Seguridad Ciudadana Paul Hofer, al referirse a la causa judicial en la que 18 policías están siendo investigados por el millonario robo a una casa del country "Jockey Club".

El funcionario aseguró que apenas se deslinden las responsabilidades de los policías que estaban de guardia el fin de semana en que se produjo el robo, los sospechosos serán apartados de la fuerza.

La fiscala Adriana Giannoni lleva adelante la investigación, y llegó a un sospechoso del robo que ocurrió en septiembre del año pasado en la casa de Julia María Paz, a través de una huella dactilar. La muestra fue cotejada a través del Sistema Federal de Identificación Biométrica (Sibios), dependiente del Ministerio de Justicia de la Nación.

En dos lugares


La persona que fue identificada por la huella dactilar, debía haber estado en los calabazos de la alcaidía de la Dirección General de Investigaciones, donde cumplía prisión preventiva por un robo agravado. Si estaba en la celda, ¿cómo pudo haber estado ese fin de semana en el country y luego de nuevo tras las rejas? La conclusión de Giannoni fue obvia: algún policía le permitió salir.

En total fueron 18 los allanamientos realizados por orden de la fiscala. Fueron en las casas de los policías que cumplieron guardia entre el viernes 14 al domingo 16 de septiembre de 2012. Por eso, Hofer manifestó que aún siguen en sus puestos, ya que se debe determinar en qué día se produjo el robo. "Puede haber gente que no tuvo nada que ver. Cuando conozcamos el resultado de la investigación, tomaremos las medidas del caso. Actualmente están en servicio", explicó el secretario de Seguridad.

Sobre los involucrados en el hecho, Hofer aseguró que serán apartados inmediatamente. "No permitiremos que gente así esté en la Policía. Tienen una responsabilidad agravada por la función que cumplen, y deberán responder por lo que hicieron", expresó el funcionario. La causa ha golpeado a la fuerza, y se cree que una vez finalizada esta primera etapa de la investigación, se avanzará hacia los responsables indirectos.

Fuentes de la investigación manifestaron que Giannoni no cree que los policías hayan permitido la salida de presos para robar sin la venia de algún superior. De hecho, se sospecharía que se estaría ante un modus operandi.

Esta semana se levantaría el secreto de sumario, una vez que terminen de declarar los policías sospechados. Allí se conocerán los detalles específicos de la investigación y las autoridades sancionarán a los involucrados.

Sostienen que la detención de "Teco" se realizó de manera legal

La Policía asegura que hay dos libros en la Dirección General de Investigaciones. Uno llamado "ingreso". El otro pertenece a la alcaidía. En el primero estaba registrada la detención de "Teco", ocurrida el 4 de abril. En el otro aún no se había cumplido con el asiento, cuando el fiscal de Instrucción Washington Navarro Dávila lo secuestró. Por eso, reiteran, se trató de un malentendido.

"Teco" estaba siendo buscado por el robo a Mauricio Vece en el country "Cerro Azul", ocurrido el 24 de marzo. El fiscal Diego López Ávila, que investiga ese hecho, recibió la información de que había sido detenido por desorden en la vía pública. Pero al corroborar el dato, descubrió que no estaba registrada su detención en el libro de guardia, y dio intervención al fiscal de turno en esa fecha, Navarro Dávila, quien secuestró el libro.

El jefe de la repartición, José Luis Salas, había minimizado el hecho ante la consulta de LA GACETA, y afirmó que se trató de un malentendido. Lo mismo sostuvo en el escrito que le presentó a Navarro Dávila.

"Nos informaron que hay dos libros, uno de ingreso y otro de alcaidía. Al parecer, toda la información de la detención estaba completa en el primer libro", explicó el secretario de Seguridad Ciudadana, Paul Hofer. El funcionario manifestó que están a disposición de la Justicia, para que determine qué es lo que pasó.

"Se les puede haber pasado el registro por una cuestión de desidia, o por cuestiones de tiempo, o tal vez por alguna irregularidad. Eso lo determinará el fiscal, pero tenemos entendido que la detención estaba ingresada", afirmó.

A pesar de la investigación que lleva adelante Navarro Dávila, Hofer manifestó que se iniciaron actuaciones administrativas internas. "Teco", al declarar ante López Ávila, se quejó de que la Policía no le devolvió su billetera. Esa situación también es investigada por el fiscal.

Comentarios