Cartas de lectores - LA GACETA Tucumán

Cartas de lectores

11 Abr 2013

LA JUSTICIA (I)

La Presidenta remitió al Congreso Nacional un proyecto que propone una profunda reforma al sistema judicial. Los puntos de la reforma son: el CAM, ingresos, publicidad, declaraciones juradas y protección al Estado. Sobre este último punto los jubilados y pensionados podemos decir mucho. La Anses tiene alrededor de 500.000 juicios finalizados (con sentencias firmes). El Estado Nacional continúa con atropellos e impone medidas cautelares (derecho medida judicial que se adopta en situaciones de riesgo inminente con anterioridad a la sentencia). En mi caso, con varios fallos a favor en primera, segunda y tercera instancia, en las cámaras de apelaciones, y a su vez enviadas las causas a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, entiende que los fallos anteriores han sido suficientes para pagar a los demandantes. Pese a esto el Estado impone medidas cautelares, tantas veces como el gobierno quiere. Señora Presidenta: Estamos contentos cuando desde el Ministerio de Economía se informa del crecimiento económico en las reservas, esto significa a mi modesto entender, que tenemos un Estado inmensamente rico y para desgracia, un pueblo que quizás supere un 20% de la cantidad de habitantes, por debajo de la línea de pobreza, con trabajadores en tareas superfluas, y con legisladores y gobernantes, hoy preocupados en la re-reelección, sin capacidad de hacer leyes para conseguir trabajos genuinos. La Patria Grande pensada por nuestros antecesores navega hoy en un mar de incertidumbres, con una inflación mensual que, por más que se dibuje lo contrario, supera el 5%; pruebas al canto: recorran las góndolas de supermercados mayoristas y minoristas y saquen sus propias conclusiones.

Carlos Alberto Drube
Av. San Martín 51 
San Pablo-Tucumán


LA JUSTICIA (II)

Ahora que nuestra señora Presidenta quiere democratizar la Justicia, por qué no aprovechamos para alfabetizar la democracia, o sea la política, para que mañana cualquier analfabeto o ignorante no llegue a ser concejal, legislador y demás. Sería bueno para el pueblo también.

Héctor Antonio Heredia
[email protected]


LA JUSTICIA (III)

Si la Justicia se encontraba antes en grave estado de crisis, hoy esta se halla en coma terminal; lo malo de ello es que no tiene ninguna posibilidad en lo inmediato de recuperación. Tal situación ya fue alertada por dos de los integrantes de la Corte Suprema. El solo hecho de haber reconocido y aceptado de que el ciudadano descree en la Justicia dejó instalada en la sociedad el estado de crisis terminal de esta justicia de privilegios para algunos. Los resonantes casos de Marita Verón y Paulina Lebbos son sólo una alarmante parte del fondo de la cuestión. De todos modos, sirvieron para desnudar una vez más la incompetencia y la falta de profesionalismo de algunos miembros del Poder Judicial en materia de investigación de aberrantes hechos que golpean a diario a los ciudadanos. ¿Alguien en su sano juicio puede aceptar que a siete años de ocurrido este aberrante crimen de Lebbos, un fiscal afirma que la causa quedó paralizada por no contar en todo este tiempo con los elementos técnicos suficientes? ¿En estos largos siete años se investigaron las ocho hipótesis a las que hace referencia el fiscal? ¿No resulta al menos bochornoso de que Lebbos, parte querellante en la causa, no haya tenido acceso al expediente? ¿Tuvo que intervenir la Nación para que el abogado Lobo Bugeau pudiera verlo? ¿Será verdad que el expediente con la causa Lebbos, durante mucho tiempo estuvo fuera de la fiscalía segunda? A esta altura de los hechos creo que la pregunta sería: ¿el ciudadano cree en quienes tienen la sagrada responsabilidad de administrar justicia? Recuerdo que en una oportunidad le envié una misiva al entonces presidente de la Corte Suprema, doctor Alfredo Dato. Le pregunté: ¿Será verdad aquello de que la Justicia es como la víbora, sólo pica al descalzo? Aún espero la respuesta.

Ramón Luna
[email protected]


JUSTICIA (IV)

Los defensores de la democratización de la Justicia sostienen que este Poder es un conjunto de familias aristócratas que no permiten la participación democrática y se proponen vía cautelares o amparos detener el avance exitoso del modelo "nacional y popular". Proponen que sea el pueblo quien elija a los integrantes del Consejo de la Magistratura y que se limiten las medidas cautelares que tengan como fin "ponerle palos en la rueda" al modelo. Según la Presidenta, la "familia judicial" impide que aquellos abogados que no tengan a algún conocido en ese ámbito puedan acceder a una magistratura. ¿En Tucumán, no es acaso el propio gobernador quien veta constantemente el acceso del doctor Carlos López como juez? ¿No fue el propio matrimonio presidencial que se negó a restituir al procurador Eduardo Sosa de Santa Cruz pese a un fallo de la Corte Suprema que lo ordenaba? Este proyecto pretende poner en jaque los derechos y garantías constitucionalmente protegidos dejando a los ciudadanos sin la posibilidad de accionar contra un Poder Ejecutivo insaciable que busca su perpetuidad y la impunidad para sus miembros sospechados de todo, menos de honestos y buenas personas. Confío que los jueces hagan honor a su independencia y su profesión, y rechacen con vehemencia estos proyectos de ley que conducen al país al autoritarismo.

Federico Reynoso
[email protected]


CRUCE DEL INFIERNO

Entre los cortes de las vías públicas por protestas, se destaca el de la ruta N°306, la que va hacia el sur por San Andrés, Los Bulacio, Leales, entre otras localidades. El reclamo por aumento salarial en tiempo de paritarias se comprende como medida de presión para obtener mejoras en las negociaciones. Pero los cortes en el acceso más importante a la capital con la ruta N°9, en el cruce con la N°306, son un desesperado pedido que impulsan los taxistas rurales, apoyados por la comunidad, para que de una vez por todas se arreglen las pésimas condiciones de la ruta. No bastan las muertes ni los múltiples inconvenientes que este cruce de altísimo tránsito, a un mismo nivel, sin señalización ni semáforos ni iluminación y sin atención por parte de autoridades. Múltiples fueron las protestas desde escuelas y comunidad de San Andrés, aumentan barrios sin preverse las vías de tránsito. Los vecinos del sur de la provincia deben exponerse todos los días al "cruce del infierno" porque seguramente los funcionarios de alto rango del gobierno no residen por esos lugares o bien no cuentan con sus clubes allí. Basta ver la gran inversión y despliegue de Vialidad Provincial para ampliar un ¿campo de juegos?, donde su director es además el presidente del club de rugby Natación y Gimnasia, ubicado en el parque 9 de Julio.

Raúl Gil Romero
[email protected]


THATCHER (I)

La ex primera ministra británica fallecida, Margaret Thatcher, era tristemente célebre para los argentinos por el crimen de más de 300 jóvenes marinos en el hundimiento del crucero General Belgrano -buque de más de 50 años, sobreviviente de la Segunda Guerra Mundial-, ordenado por ella a pesar de que los militares británicos le habían informado que no significaba ningún peligro por estar fuera de la zona de exclusión demarcada por los ingleses, antes de iniciar las hostilidades. Fue un cobarde ataque de un moderno submarino nuclear a un viejo barco convertido en escuela para cadetes navales. Quiso hacer gala de mujer dura derivado de su apodo de Dama de Hierro por haber dejado morir de hambre a jóvenes de Irlanda del Norte que hacían ayuno en su lucha por independizarse de Inglaterra. Que Dios se encargue de hacer justicia.

Francisco Sánchez
Barrio Belgrano 
Los Ralos-Tucumán


THATCHER (II)

La muerte de Margaret Thatcher me produjo sensaciones encontradas. Por un lado, si se hubiese materializado su orden de bombardear Tierra del Fuego, seguramente no estaría escribiendo esta carta (por mi condición de ex conscripto en la Base Naval Ushuaia). Por otro lado, el dolor de los 323 camaradas muertos en el crucero Belgrano, por un capricho de esta mujer, ya que el buque estaba fuera de la zona de exclusión. Pero eso le permitió ser reelecta en 1983 como primera ministra, con la complacencia de los EEUU, "defensores de la libertad" (en ese entonces el presidente Ronald Reagan), sin importar el daño humanitario que ocasionaron. ¿Debería "festejar" su muerte, y respetar a mis camaradas muertos? Me encuentro en una encrucijada desde mi posición cristiana. Mi corazón me dice que (a pesar de todo el dolor, debo intentar "cicatrizar las heridas de la guerra") y dejar el juzgamiento (y castigo, si lo hubiese) para Dios, y hacerme eco de las palabras ecuménicas del papa Francisco de buscar la paz entre todos los habitantes de la Tierra. Sobre todo de San Francisco de Asís: "Que allí donde haya odio, ponga yo amor"; "Donde hay ofensa, ponga perdón".

Ricardo Berreta
Entre Ríos 123 
San Miguel de Tucumán


INSEGURIDAD

El martes 9 de abril, a las 18.30, en la puerta de mi casa y a plena luz del día, en el barrio Obispo Piedrabuena, me arrebataron la cartera dos jóvenes que circulaban en moto. Agradezco a Dios que hoy puedo contarles esta historia, y rezo por aquellas personas que en las mismas circunstancias no pudieron hacerlo. Señores del Gobierno, legisladores, la seguridad de nuestro país cada vez está peor. Me pregunto: ¿Cómo es que, a vuestro criterio, estos jóvenes son mayores para poder votar, pero son menores para ser imputados? ¿Cómo es que yo, como muchas personas, a mis 46 años tengo que cuidarme y temerles a estos jóvenes, víctimas de la adicción, que como todo vicio viene a través del ocio, que se generó tras 10 años de fomentar la vagancia? Le digo a toda la sociedad de Tucumán que es hora de hacer algo, dejemos de tener miedo y denunciemos. Salgamos a la calle a exigir a nuestros legisladores leyes que preserven nuestra seguridad y la de nuestros hijos contra estos "señores" menores de edad intocables. Jóvenes que, en minutos, destruyen familias porque saben que en esta Argentina no pasa nada.

Viviana Aiachini
[email protected]


Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Comentarios