Un festejo que vale mucho

Rébola y Molina vivieron su partido, Chacana cumplió, mientras que Pedro Robles perdió la calma.

BESO A BESO. El pergaminense se sacó las ganas y lo gritó con todo a su primer gol con la camiseta del santo. FOTO DE ARIEL CARRERAS (ESPECIAL PARA LA GACETA) BESO A BESO. El pergaminense se sacó las ganas y lo gritó con todo a su primer gol con la camiseta del "santo". FOTO DE ARIEL CARRERAS (ESPECIAL PARA LA GACETA)
01 Abril 2013
Facundo Ermini convirtió su primer gol en San Martín en un momento clave. Su equipo perdía y las chances de ascenso estaban fritas. Pero "Demonio" recibió un pase perfecto de Nicolás Roldán, puso quinta y sentenció a Diego Aguiar. Por eso lo gritó con el alma.

Rébola y Molina lo vivieron diferente
Los cordobeses del plantel "santo" jugaron un partido especial en su provincia natal. Cada vez que Alejandro Rébola -ex Instituto- y Rubén Molina -ex Racing- tocaron la pelota, los hinchas de Talleres los hostigaron. Pero los jugadores se tomaron revancha cuando su equipo empató, a poco del final.

Festejaron el punto y disfrutaron las caras largas de los simpatizantes de la "T". Otro que la pasó mal fue Héctor López, quien también fue insultado por los simpatizantes cordobeses. Al "Arenero" le recriminaban algunas actitudes dentro del campo.

Distinto fue el caso de Gustavo Ibáñez. El ícono "santo" fue una verdadera pesadilla para el fondo "tallarín" y se llevó todos los flashes. El público que asistió al estadio en ningún momento dejó de sorprenderse con la capacidad física y futbolística del delantero de 35 años. El "Ratón" hasta llevó algunos aplausos de la tribuna cuando fue reemplazado por Roldán.

"Chacanita" cumplió
Estaba frente a una gran responsabilidad. Pero a Lucas Chacana no le pesó el desafío y fue una pieza importante en San Martín, que cosechó un importante empate en Córdoba.

Perdió la calma
Pedro Pablo Robles es un hombre tranquilo y siempre cultiva el perfil bajo. Sin embargo ayer explotó. El ayudante de campo protestó un fallo y el árbitro Facundo Tello Figueroa lo mandó al vestuario.

Descanso, y a pensar en Santamarina
Luego del empate en el estadio "Mario Kempes", la delegación "santa" cenó en Córdoba y emprendió el regreso a nuestra provincia. Hoy, el plantel tendrá jornada libre y recién mañana a las 9, en el complejo Natalio Mirkin, volverá a las prácticas pensando en el duelo contra Santamarina. En principio, ese partido se jugaría el sábado, en horario a confirmar, en el estadio de La Ciudadela.

El hincha "santo" siempre acompaña
Volvieron a demostrar ese amor incondicional por los colores. Aunque estaba prohibida la llegada de hinchas tucumanos al estadio "Mario Alberto Kempes", no fueron pocos los que se las ingeniaron para estar junto a su equipo. Se ubicaron en un sector de plateas junto a los integrantes de la filial "Cirujas de Córdoba", la agrupación que siempre les hace el aguante cuando San Martín juega en la "Docta". LA GACETA

Comentarios