El crimen de Candela: "la causa está como el primer día" - LA GACETA Tucumán

El crimen de Candela: "la causa está como el primer día"

A un año del asesinato, Carola Labrador se quejó del accionar de la Justicia. "Ningún detenido está preso".

20 Ago 2012
1

ESPERANZA. La madre de Candela consideró que "algún día habrá justicia". ARCHIVO

BUENOS AIRES.- Carola Labrador, la madre de Candela Sol Rodríguez, la niña de 11 años secuestrada y asesinada en Hurlingham, denunció hoy que, al cumplirse dentro de dos días el primer aniversario del horrendo crimen, la causa judicial "está como al comienzo".

Labrador se quejó así por la falta de avances en la investigación y aseguró que entre los procesados en el expediente está el asesino de su hija. "Ningún detenido está preso, están todos imputados en la causa, pero ninguno está preso", se quejó en "Radio 10".

De todos modos, Labrador expresó su confianza en que "algún día habrá justicia", y reiteró que "entre los detenidos está el asesino" de su hija. En cuanto a los motivos del secuestro, la mamá de Candela aseguró que los desconoce, y que para ella "se equivocaron, porque pensaron que era más grande".

"Yo necesito saber que pasó para que se llegue a las últimas consecuencias ", sentencio Carola Labrador. La mamá de la menor informó que el miércoles cuando se cumple 1 año del secuestro, habrá una suelta de globos en la plaza de Hurlingham, para recordar a su hija.

Candela Sol Rodríguez fue vista con vida por última vez el lunes 22 de agosto de 2011, cuando esperaba a unas amigas para ir a la reunión del grupo de boy scouts al que pertenecía, y el 31 de agosto apareció asfixiada dentro de una bolsa, a 30 cuadras de su domicilio.

Por el caso, estuvieron detenidos, además de Cabrera, Héctor "Topo" Moreyra, de 44 años, Hugo Bermúdez, de 53, Leonardo Jara, de 34, Guillermo López, de 31, Fabián Gómez, de 42, Alberto Espínola, de 31, y Néstor Altamirano, de 55.

En abril último, la sala III de la Cámara de Apelaciones y Garantías de Morón decretó la nulidad parcial del proceso, ordenó liberar a todos los detenidos y apartó al juez de la causa, Alfredo Meade.

Luego fue separado el fiscal Marcelo Tavolaro y el 7 de agosto, su reemplazante, Ferrario, separó a la Policía bonaerense de la investigación tras un pedido de Mazzeo y basándose en una norma de la Procuración General de la Suprema Corte de Justicia bonaerense. (NA)

Comentarios