Seis imputados del caso Candela seguirán presos - LA GACETA Tucumán

Seis imputados del caso Candela seguirán presos

El juez Meade procesó a un hombre como presunto autor material del homicidio, y a otros cinco sospechosos como partícipes necesarios. El magistrado ratificó la hipótesis del fiscal de Instrucción, Marcelo Tavolaro. Los roles que habrían tenido los supuestos integrantes de la banda. El caso del "Topo" Moreyra

11 Oct 2011
1

BUENOS AIRES.- El juez de Garantías de Morón, Alfredo Meade, dictó la prisión preventiva contra seis de los siete detenidos por el crimen de la niña Candela Rodríguez. La medida recayó sobre los imputados Ramón Altamirano, Gabriel Gómez, Guillermo López, Gladys Cabrera, Hugo Bermúdez y Alberto Espínola, quiénes seguirán arrestados, tal como lo había solicitado la semana pasada el fiscal de Instrucción Marcelo Tavolaro.

Así, se cumplimentó un trámite clave en el marco de la causa que investiga el brutal homicidio de la niña de 11 años, cuyo cuerpo fue hallado el 31 de agosto, en un descampado de Villa Tesei.

Por otra parte, el juez Meade tiene algunos días más de plazo para definir el futuro procesal de Héctor "El Topo" Moreyra, último de los sospechosos en ser detenido.

Fuentes judiciales informaron que el magistrado convalidó la acusación del fiscal, que había imputado a Bermúdez de autor material del homicidio calificado por el concurso premeditado de la participación de dos o más personas; al resto de los procesados les imputó la participación necesaria.

Según la hipótesis oficial, el móvil del homicidio fue "una venganza no convencional", ya que la banda no habría tenido el objetivo primario de matar a la niña; pero cuando el caso tomó estado público y Candela identificó a los captores, afirman desde la pesquisa, habrían decidido asesinarla.

Según esta línea de investigación, fue Bermúdez quien mató a la niña cuando presumiblemente con sus manos le tapó la nariz y la boca, y le provocó un paro cardiorespiratorio traumático.

El fiscal consideró a ese acusado un "psicópata sexual" porque -según declararon sus amantes- les tapaba la boca y la nariz para gozar durante las relaciones sexuales.

Según la pesquisa, Candela fue asesinada entre el 29 y el 30 de agosto en la casa de Kiernan 992 en Villa Tesei, propiedad de Cabrera, cuyo rol habría sido el de "cuidar" a la niña.

Además, la víctima también habría sido llevada a la vivienda del carpintero Altamirano, en Charrúas 1081 también de Villa Tesei; él habría sido el primero que se encargó de la pequeña.

Según la autopsia, la niña de 11 años no fue atada durante el cautiverio ni tampoco fue abusada, y su cuerpo desnudo fue hallado el 31 de agosto dentro bolsas de residuos a la vera del Acceso Oeste, en Hurlingham.

Al parecer, los captores la habrían engañado, ya que no hay testigos del secuestro.

Con la decisión del juez, seis de los siete imputados seguirán detenidos hasta la realización de un eventual juicio oral, salvo que un tribunal superior revoque la medida dispuesta por Meade. Ahora, la atención está puesta en ver qué responsabilidad le asignan al "Topo" Moreyra, de quien el fiscal opina que tuvo un rol clave en el caso que estremeció al país.

Por otra parte, fuentes judiciales indicaron que el juez Meade también hizo lugar al pedido de detención para otro sospechoso, identificado como Leonardo Jara, quien ahora queda formalmente prófugo en la causa. (Télam)

Comentarios