En el NOA el problema es el reclutamiento

Desde la fundación María de los Ángeles celebraron el decreto, aunque es insuficiente.

06 Jul 2011
Desde la fundación María de los Ángeles, dedicada a la lucha contra la trata de personas, se mostraron satisfechos con el decreto dictado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, por el que se prohíben los anuncios de oferta sexual en los medios de comunicación, aunque dijeron que en el norte del país se debería hacer hincapié en el control de las falsas ofertas laborales, que son el principal medio de reclutamiento.

La abogada María Rosa Ponce, miembro de la fundación, explicó que en Tucumán el principal problema radica en los avisos engañosos de ofertas laborales, que sirven para captar potenciales víctimas de una red de trata.

"Obviamente que siempre es bienvenida una iniciativa como la que se anunció. Hay varios proyectos en el Congreso de la Nación para modificar o complementar la actual legislación, en los que también se debería avanzar", comentó Ponce. En este sentido, destacó una de las iniciativas a través de las cuales se prohíben publicar anuncios de ofertas laborales en los que solamente conste un teléfono de contacto.

"Muchas chicas terminan siendo víctimas de trata por oferta laboral. Es el método de reclutamiento más utilizado. Seguramente que el anuncio de la presidenta responde a un problema real que debe existir en Capital Federal. Muchas de las chicas que figuran en esos anuncios son obligadas a prestar un servicio al cual se resisten, y en algunos casos también hay menores de edad", precisó Ponce.

LA GACETA intentó dialogar con Susana Trimarco, la presidenta de la fundación, que estuvo presente en el anuncio de la mandataria, pero una secretaria la excusó, ya que luego del acto tuvo reuniones con funcionarios nacionales.

Comentarios