El Vaticano critica el Nobel a Robert Edwards, padre del bebé probeta - LA GACETA Tucumán

El Vaticano critica el Nobel a Robert Edwards, padre del bebé probeta

"Inauguró una casa, pero abrió la puerta equivocada", declararon.

05 Oct 2010
1

REACCION NEGATIVA. El Vaticano considera que Edwards es el responsable del mercado de ovocitos. REUTERS

CIUDAD DEL VATICANO.- El presidente de la Pontificia Academia para la Vida, monseñor Ignacio Carrasco de Paula, criticó la atribución del premio Nobel de Medicina 2010 al pionero de la fecundación in vitro, el británico Robert Edwards. "Sin él no existirían congeladores en todo el mundo llenos de embriones que en el mejor de los casos van a ser trasladados a úteros, pero lo más probable es que sean abandonados u olvidados por todos", señaló. 
La declaración evita acusar al galardonado de ser el responsable directo del olvido de millones de embriones. Designado en junio pasado para dirigir la institución del Vaticano encargada de los problemas de biomedicina y de la defensa de la vida, el religioso considera que Edwards es el responsable del mercado mundial de gametos femeninos u ovocitos, la célula sexual que da lugar a los óvulos.
El Vaticano considera moralmente ilícita la fecundación en probeta y la eliminación voluntaria de embriones que ella comporta. Carrasco de Paula reconoció, de todos modos, el valor científico de Edwards, quien "inauguró un capítulo nuevo e importante de la reproducción humana, cuyos resultados son evidentes a todos". 
Para el presidente de la entidad pontificia, los descubrimientos suscitan perplejidad. "Edwards inauguró una casa, pero abrió la puerta equivocada", sostuvo, y agregó que los tratamientos aplicados por el premio Nobel no modificaron el cuadro patológico ni epidemiológico de la esterilidad. 
El proceso aplicado por Edwards consiste en fertilizar un óvulo en laboratorio y dejar que el embrión empiece a desarrollarse antes de implantarlo en el útero de una madre portadora, donde se desarrollará normalmente. Cerca de cuatro millones de niños han nacido gracias a la fecundación in vitro. (AFP-NA)

Comentarios