Si no hay denuncias, el abuso contra las adictas no se investiga - LA GACETA Tucumán

Si no hay denuncias, el abuso contra las adictas no se investiga

La Justicia Federal contempla como delito la venta de droga y no el ataque contra las víctimas. Hay videos sobre las violaciones a las que son sometidas las jóvenes. Se ve a mujeres ofreciéndose a cambio de "paco".

27 Jul 2010
1

EN LA MIRA. Muchas jovencitas se prostituyen para conseguir drogas. LA GACETA / ARCHIVO

No hay denuncias en la Policía ni en la Justicia. Pareciera que los padres prefieren mantener el silencio antes que confirmar que sus hijas se prostituyen para drogarse, o que son abusadas cuando están bajo los efectos de los estupefacientes. El duro relato del abuelo de una joven, donde reconoce que su nieta tuvo relaciones sexuales a cambio de drogas, y la difusión de un video donde una adolescente es abusada por tres hombres, disparó el debate sobre los alcances de los investigadores en estos casos. Pero en los pasillos tribunalicios no se ponen de acuerdo. En la Justicia Federal indican que allí sólo se puede investigar la venta de estupefacientes, pero no los abusos sexuales, y en la Justicia local dicen lo mismo, pero al revés: que ellos pueden analizar los casos de violación, pero no el tráfico de sustancias ilegales.

El Código Penal establece que en los casos de delitos de instancia privada no se procederá a formar causa sino por acusación o denuncia del agraviado, de su tutor, guardador o representantes legales. Dentro de estos delitos, menciona los cometidos contra la integridad sexual. A pesar de que crecen los casos de mujeres adolescentes y jóvenes que se prostituyen para adquirir drogas, desde la Justicia y la Policía afirman que no pueden hacer nada si la víctima, o sus padres, no denuncian este hecho.

De recorrida
El defensor del Pueblo, Jorge García Mena, lleva adelante una investigación motivada por una denuncia realizada por las "Madres del pañuelo negro" sobre dos hermanas de 13 y 14 años que venden su cuerpo a cambio de drogas. De hecho, el funcionario tendría en sus manos un video donde puede observarse a las adolescentes recorriendo distintos lugares de La Costanera en busca de posibles "clientes". El video se encontraría en manos de la Justicia, la cual debe encontrar el marco legal para poder abrir una causa. El otro video, en el que una joven es abusada por al menos tres hombres en lo que parece ser una represalia por tema de drogas, sería enviado esta semana a la Justicia Federal. En la Justicia local dijeron que nada se puede hacer ya que no hay certezas de dónde ni cuando se filmó. Una versión indica que el ataque se perpetró en Concepción (ver Afirman...) y que dos personas están detenidas por el ataque.

La Dirección de Familia, Mujer y Derechos Humanos de la Municipalidad capitalina, a cargo de Lucía Briones, recibe una o dos denuncias por semana. En su mayoría, son madres que temen que sus hijas se prostituyan para drogarse.

Sin embargo, en ninguna de las distintas dependencias policiales que tienen injerencia en el tema hay denuncias. La Dirección General de Drogas Peligrosas (Digedrop), a cargo del comisario, Fabián Salvatore, no intervino en ningún caso en el cual una menor sea explotada sexualmente para poder consumir.

La División Trata de Personas realizó alrededor de 100 allanamientos en los últimos dos años, todos ellos vinculados con el ejercicio de la prostitución. De acuerdo a lo informado por la dependencia, no tuvieron casos vinculados con el uso de estupefacientes. "Las drogas están muy ligadas a la prostitución, ya que para consumir al no tener dinero, venden su cuerpo. Pero no tenemos denuncias de estos casos", dijeron fuentes de la dependencia. Por su parte, el titular de la Sección Seguridad Personal, Víctor Barraza, afirmó que tampoco tuvieron denuncias vinculadas con estos casos. Por su parte, el abogado Carlos Garmendia, de la Fundación María de los Angeles, contó que el domingo se contactó con el abuelo de S. (la joven cuya familia reconoce que fue abusada a cambio de drogas) para brindarle asistencia.

Comentarios