Cada año el humo de tabaco mata a 6.000 no fumadores - LA GACETA Tucumán

Cada año el humo de tabaco mata a 6.000 no fumadores

El cigarrillo tiene más de 4.000 productos químicos que incluyen unos 70 cancerígenos. Las legislaciones que obligan a mantener el aire de los lugares públicos sin contaminación protegen la salud de toda la población.

27 May 2009
Según la Organización Mundial de la Salud, el humo de tabaco contiene más de 4.000 productos químicos, entre los que se incluyen alrededor de 250 tóxicos, de los cuales al menos 70 son cancerígenos. De ahí que respetar las leyes de ambientes 100% libres de humo signifique una protección de la salud de toda la población.
En el último curso de capacitación para periodistas especializados en salud que dictó la Alianza Libre de Humo-Argentina (Aliar) y al que fue invitada LA GACETA, la entidad organizadora difundió un estudio para evaluar la contaminación del tabaco, realizado en el marco de una investigación mundial del Instituto de Cáncer Roswell Park de la ciudad de Nueva York.
Aliar coordinó el estudio realizado en locales del sector gastronómico y salas de entretenimiento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en siete provincias de la Argentina.  "Los resultados demostraron que sólo la legislación de ambientes 100% libres de humo es efectiva para la protección de la salud de toda la población", expresó Verónica Schoj, médica clínica y epidemióloga, coordinadora nacional de Aliar.
En ciudades como Neuquén y Bahía Blanca, donde se efectuaron mediciones antes y después de la entrada en vigencia de ordenanzas de ambientes 100% libres de humo, se observó un descenso muy significativo en la polución por humo de tabaco.
Contrariamente, las evaluaciones realizadas en ciudades que cuentan con una ley de restricción parcial, como la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, demostraron que el cumplimiento es menor y que el aire de los locales con áreas para fumar, no garantiza la protección de la salud de los trabajadores y el público, aun en el sector de no fumadores, dado que el humo de tabaco no respeta tabiques y contamina tanto el sector fumador como el no fumador.
Entre las miles de sustancias tóxicas que respiran los no fumadores cuando están cerca de alguien fumando están el monóxido de carbono, el plomo, el benceno, el cianuro de hidrógeno, el amoníaco, el polonio 210, el butano, el cromo, el cloruro de vinilo, el cadmio y el tolueno.    
En la Argentina cada año mueren alrededor de 6.000 personas no fumadoras como consecuencia de enfermedades causadas por la exposición al humo de tabaco ajeno. "No hay ningún nivel seguro de exposición al humo de tabaco. Ni la ventilación ni la filtración del aire pueden eliminar los tóxicos de un ambiente cerrado en el que se fuma. Sólo los ambientes totalmente libres de humo de tabaco garantizan una protección eficaz para la salud de las personas. La ciencia ha demostrado inequívocamente que las áreas para fumar, aun separadas estructuralmente, son inadmisibles como medida de protección de la salud", reiteró la neumonóloga tucumana Ana María Stok, que disertó en el encuentro.
La exposición al humo de tabaco en no fumador aumenta:
Un 30% el riesgo de enfermedad cardiovascular
Un 25% el riesgo de padecer cáncer de pulmón
El riesgo de desarrollar asma y la frecuencia de crisis asmáticas
Hasta un 70% el riesgo de cáncer de mama, particularmente en mujeres jóvenes
El riesgo de enfermedades crónicas respiratorias, con aparición de síntomas como tos, catarro, flemas y fatiga
Los síntomas irritativos: picazón de ojos, ardor de garganta, estornudos y congestión.

Comentarios