Se estrena una obra que traslada al público por varios espacios escénicos

La pieza del grupo Gente No Convencida se iniciará esta noche en un bar, pero luego continuará en otra sala, sobre la que sus directores no quieren dar pistas. Una propuesta no convencional.

18 Oct 2008
1

ACCIONES Y TRASLADOS. “La verdadera historia de Antonio” es una versión libre del texto de “Ex Antuán”, de Federico León y se estrenará esta noche.

Se sabe dónde comenzará la puesta, pero no dónde se desarrollará y menos dónde concluirá. “La verdadera historia de Antonio”, una versión libre de la obra “Ex Antuán”, de Federico León, estrenará esta noche el grupo Gente No Convencida.
La apertura de la obra tendrá lugar a las 22 en el café El Círculo (Mendoza 240); allí será el turno del “instructivo” de los directores Ezequiel Radusky, Agustín Toscano y Daniel Elías, quienes invitarán a no más de 20 espectadores a emprender un viaje. Una combi estará estacionada en la puerta, y a los que acepten, se los trasladará a una sala ubicada en un barrio donde, allí sí, los protagonistas serán Susana Martínez, Liliana Juárez, Sergio Prina y Esteban  Zelarayán.

Riesgo
¿Un juego o una propuesta innovadora? Los GNC tienen acostumbrados a sorprender a su público, pero más allá del efecto, corren con los riesgos de cualquier puesta no convencional.
“No hemos respetado el texto de León. Tomamos la idea e hicimos una dramaturgia totalmente opuesta, sin poetizaciones, con mucha crudeza y humor, de un situacionismo extremo. La escritura fue grupal y llevó 16 meses; el producto es muy GNC y muy tucumano. De la historia de “Ex Antuán se tomaron únicamente los hitos más importantes”, le explicó a LA GACETA Bóby Toscano. “La dirección grupal nos permitió llegar a una mirada más amplia y compleja de la que estábamos acostumbrados. Todos los elementos están más cuidados que nunca; reina el detalle en el conjunto de la obra”, añadió el director.
La nueva propuesta del grupo (“Violently Happy”, “2001: Odisea en el espanto”,“: Sólidos”,  “La familia Punk”) seguramente tendrá un sabor especial: la dirección grupal pocas veces se ha experimentado en la comunidad teatral local; por otro lado, al desplazar la puesta en espacios distintos, uno muy alejado del otro, la experiencia de los espectadores será diferente.
Todo un riesgo, porque de algún modo afectará la concentración en un momento único. Además, en esta oportunidad, los actores no son del mismo grupo GNC, sino que han sido invitados especialmente para esta original puesta.

Comentarios