Hallan restos de una rana gigante que comía dinosaurios - LA GACETA Tucumán

Hallan restos de una rana gigante que comía dinosaurios

El animal vivió hace 70 millones de años, medía 41 centímetros y pesaba casi cinco kilos. Su aspecto era aterrador, por sus cuernos y su inmensa boca.

20 Feb 2008
1

EN ESCALA. Así se vería Beelzebufo frente a una rana actual. REUTERS

WASHINGTON, Estados Unidos.- Era la más grande, la más malvada, la más mezquina rana que alguna vez haya brincado en la Tierra.

Investigadores encontraron los restos de una rana gigante de tiempos prehistóricos que vivió hace 70 millones de años y que pesaba lo mismo que un gato grande, es decir, unos cuatro kilos, informó la revista "Proceedings" de la Academia de las Ciencias Estadounidenses. El animal era más grande que cualquier rana de hoy, como si hubiese usado esteroides.

Según la científica Susan Evans, esta rana podría haber tenido el tamaño de una pelota de agua, con piernas cortas y una gran boca. Su aspecto era bastante atemorizante: tenía los párpados estirados hacia arriba, como si fueran cuernos. Por eso los investigadores la llamaron "rana del infierno".

Su nombre, Beelzebufo ampinga, proviene de Beelzebufo, que es el significado de diablo en griego, y bufo, que es el latín de sapo. Ampinga significa "escudo" y tiene que ver con una parte de su anatomía que se asemeja a tal arma. El Beelzebufo tenía 41 centímetros de largo y fuertes mandíbulas.

Bastante mala
Los científicos encontraron los restos del animal en la isla de Madagascar, frente a la costa de Sudáfrica. Al parecer, esta rana comía sobre todo insectos y lagartijas. "Es posible que devorara dinosaurios recién nacidos o muy jóvenes", afirmó Evans, que agregó que "debe haber sido bastante mala".

Para los investigadores, esta rana primitiva es muy interesante. Ya conocen sus parientes, que vivían en Sudamérica. Es decir que podría ser que partes de Madagascar y Sudamérica estaban unidas hace 70 millones de años.

Sus primeros fósiles fragmentarios fueron encontrados en 1993, y los científicos han ensamblado hasta ahora los fragmentos suficientes para armarla como a un rompecabezas. Aunque fue la reina de las ranas, el Beelzebufo no es el anfibio más grande de la historia: algunos habrían adquirido dimensiones extraordinariamente grandes, como un animal similar al cocodrilo (DPA-Reuters)


Comentarios