La hinchada siguió alentando en La Ciudadela