El pavimento y el tráfico colapsan el Camino del Perú