Caso Alperovich: la inédita audiencia