Pablo Urchevich seguirá su rumbo en Lomas Vóley

14 Mar 2018
1

Pablo Urchevich, cuando se consagró campeón de sub 15 con Pellegrini Vóley (2016)

Pablo Urchevich Idiart, es un joven de 16 años, se destaca como armador y formaba parte de Pellegrini Vóley, pero su rumbo hoy está lejos de Tucumán. Hijo de Susana Idiart y Fernando Urchevich. Hermano de Matías, el mayor, y Fernando, el menor. Comenzó a jugar al vóley a cuando tenía 14 años, cuando a su hermano se le ocurrió llevarlo a un entrenamiento, a pesar de que él, en ese momento, jugaba al fútbol. Hubo un tiempo en el que practicaba ambas disciplinas, pero terminó eligiendo el vóley porque es lo que más le apasiona. Formó parte de la Selección Tucumana (dirigida por Walter Tejerina), con la cual, el año pasado se consagró campeón en la Copa Argentina en Chapadmalal. En el 2016, llamó la atención de Luis Testa, director técnico de la Selección Argentina Menor y en 2017 tuvo su primera concentración. A principios de 2018, formó parte del plantel albiceleste para disputar la Liga Nacional A2, siendo capitán del equipo. Ahora, la joven promesa tucumana, continuará su carrera en Lomas Vóley de la provincia de Buenos Aires.


¿Cómo se dio tu convocatoria a la Selección Argentina Menor para disputar la Liga A2?

Se dio en la Copa Argentina 2016. El profe, Luis Testa (entrenador) me pidió mis datos, y tuve la primera concentración en Basavilbaso, Entre Rios 2017.


¿Cómo fue la concentración y los entrenamientos?

- Los entrenamientos fueron muy intensos todo el tiempo y en todo sentido, desde el juego hasta ir a juntar pelotas.


¿Cómo viviste la competencia en la Liga A2?

- Fue la mejor experiencia de mi vida hasta el momento. Fue algo único, aprendí un montón de cosas y pude sacarle buen provecho. Espero volver a repetirla.


No solo formaste parte del plantel de la Selección Argentina, sino que fuiste capitán. ¿Qué sensaciones te generó?

- Los técnicos me eligieron y me generó mucha felicidad. De por sí, vestir la celeste y blanca es un orgullo, ser el capitán es el doble.


¿Cómo surgió la posibilidad de irte a jugar en Lomas Vóley?

- La posibilidad surgió a partir del profe Marcelo Silva (entrenador de Lomas). Me vio en un Torneo Argentino, y cuando ellos fueron a Tucumán, él se puso en contacto con mi familia y llegamos al acuerdo de que continúe con el vóley en Lomas.


¿Te costó la tomar la decisión de irte?

- Para nada. Una de mis metas de siempre, fue jugar en el torneo metropolitano y también para tener mayor nivel de juego.

 

¿Cómo fue la reacción en tu familia? ¿Fue un tema de discusión o estuvieron todos de acuerdo?

- Les costó un poco a mis padres, pero ellos siempre me apoyaron en todo, así que no dudaron en darme el sí lo antes posible.

 

¿Qué significa Pellegrini Vóley en tu vida?

-  Muchisimo. Es mi segunda casa. Desde los tres años que voy a la institución y hace tres que juego al vóley. Compartí y viví muchas cosas en el club, así que le tengo un aprecio muy grande. Gracias a ellos y a mis compañeros, hoy estoy donde estoy.

     

¿Cuál es tu máximo sueño como jugador de vóley?

- Llegar a jugar en las grandes Ligas, y convertirme en un jugador profesional.

Sin dudas, Pablo es un joven con un futuro prometedor. Grandes puertas se abrieron para él, ahora es momento de entrenar duro y con sacrificio para continuar cumpliendo sus metas y sueños. Desde Manos y Afuera, le deseamos todos los éxitos del mundo. 

Comentarios