Los 14 imperdibles de Rio de Janeiro.

11 Ene 2019



1- Seis tiendas brasileñas low cost

Si bien el polo fashionista de latinoamérica se encuentra en Sao Paulo, Río De Janeiro está plagado de locales de diseño local y tiendas departamentales, muchos de los cuales mejoran los precios de Zara, H&M o Forever 21, algunos de los pesos pesados del fast fashion
Y como salir del país también es una buena oportunidad para incorporar básicos, he aquí una selección de marcas con impronta carioca:

 Renner: Lojas Renner, la fashion retailer con mayor facturación se encuentra en varios puntos de la ciudad. Por sus diseños coloridos y sus apartados de accesorios es una de las tiendas de bajo costo que te recomendamos visitar. Sólo indumentaria femenina.

 Riachuelo: con más de 300 tiendas en el gigante de sudamérica, RCHL se eleva como uno de los importergables en su paso por Río. Ofrece una línea para hombres, otra para mujeres, niños y además accesorios, calzado, ropa interior y hasta gafas bastante accesibles.

 Melissa: el must #1 de tu paso por la #cidademaravilhosa. Una tienda de calzado y accesorios para la playa hechos 100% con plástico. Sus combinaciones, diseños y colaboraciones con diseñadores internacionales la han puesto de moda en numerosas ocasiones hasta convertirse en un clásico carioca. 

 Havaianas: ¿quién no tiene un par de la marca n° 1 de ojotas del mundo? Resulta que el imperio del beachwear se ha ampliado tanto que hoy es posible encontrar desde las clásicas ojotas hasta alpargatas, fundas para teléfonos celulares, monederos a prueba de arena y agua, toallones y bijou para customizar hasta el cansancio a las favoritas de los turistas.

 Farm: En relación a las otras tiendas, Farm es más exclusiva, sus estampas coloridas y llenas de formas orgánicas están inspiradas en la naturaleza y la vida al aire libre. Sus locales pet friendly son toda una experiencia deco-colorida y entre sus percheros se pueden encontrar desde vestidos y camisolas hasta objetos para el hogar e incluso una colaboración exclusiva de esta marca para Adidas.

 Chili Beans: esta firma de gafas y lentes de sol fue amor a primera vista. Es una óptica con onda con precios mucho más accesibles que los de un official store de Ray-Ban. Sus modelos de gafas, en donde la sobriedad está muy bien conjugada con las líneas del diseño, van desde los $1590 argentinos hasta los $3900. Tienen tiendas por toda la ciudad y también las encontrás en shoppings.


2- Ver el atardecer desde el piso 23 del hotel Sofitel Ipanema

Río tiene un doble atractivo: a nivel del mar y en altura. Por eso es que encontrar una terraza céntrica con una buena panorámica del sol escondiéndose detrás de los morros es una buenísima inversión al alma. Y si a eso le sumamos la tabla de quesos y una copa de vino rosado del 23 Ocean Lounge, el paladar también se alínea y el resultado termina siendo explosivo.
Dirección: Av. Vieira Souto, 460, Ipanema.



3- Parque Lage + Jardín Botánico + After Beach en el Jockey Club

 Parque Lage es un parque público y gratuito en donde el principal atractivo es el caserón central que alberga el café con pileta que casi todos hemos visto en alguna postal del lugar. Pueden empezar por aquí, tomarse un capuchino y luego dirigirse caminando (25') o en un Uber al Jardín Botánico. Este último es una visita más larga, de dos horas caminando, respirando aire fresco y conociendo todo tipo de plantas y árboles, lleven repelente, sí o sí. 
Inmeditamente terminado el circuito cultu-natural cruzamos la Rua Jardim Botánico y nos encontramos con Casa Camolese, un complejo gastronómico que incluye cervecería, restaurante y bar. El dato importante es que los domingos de 15 a 19 hs, la cerveza tirada y el gin, son gratis al son de un dj que recorre hits del funk de todas las épocas.
Parque Lage: R. Jardim Botânico, 414
Jardín Botánico: R. Jardim Botânico, 1008
Casa Camolese: Rua Jardim Botânico 983


4- Cerveza tirada after beach en VOID

 Si hay algo que está de moda en Río de Janeiro es fusionar en un mismo lugar gastronomía, moda, servicios, ocio, deporte y todo aquello que haga que la experiencia de consumo sea más completa e interesante. Void es el lugar ideal para -con los pies aún arenosos- revisar los percheros vintage de Adidas, Melissa, Nike y un selección del diseño de autor local, mientras nos tomamos una cerveza artesanal o picamos algún snack saludable. Hay cuatro en toda la ciudad, nuestra favorita es la de Leblon a la que también se puede ir a tomar algo a la noche.
Dirección: 
Av. Ataulfo de Paiva, 1166 (Leblon)
R. Francisco Otaviano, 67 (Ipanema)
Av. Olegário Maciel, 130  (Barra da Tijuca)
Garage SALE: R. Marquês de Abrantes, 38 (Flamengo)


5- Un café a la mañana en Livraria Da Travessa

Ya sea en su sucursal del shopping de Barra (el más grande de latinoamérica) o en las del centro, siempre es bueno hacer una pausa, tomarse un café y por qué no, volverse con un libro bajo el brazo para conocer un poco más sobre la literatura brasileña.

6- Un día en Niterói

Dicen que las mejores postales de la ciudad de los cariocas se toman cruzando el charco (el estrecho de Guanabara) en la ciudad de Niterói, a tan sólo 15' en ferry desde el puerto de Río. El viaje cuesta apenas 6 reales y vale la pena retirarse por un momento de las playas mainstream para conocer otro tipo de paisajes. Después de Brasilia, Niterói es la segunda ciudad del mundo que más obras alberga del famoso arquitecto brasileño Oscar Niemeyer, por lo tanto la primera parada será en una de sus piezas maestras: el MAC.  Una vez recorrida la muestra principal de este museo modernista con forma de platillo volador (aunque en realidad su inspiración haya sido una flor), podrán bajar al subsuelo y almorzar en el bistro mientras disfrutan de una vista 180° de la bahía sin tener que inclinarse siquiera. El recorrido no termina ahí, hace calor seguramente y ya piensan en playa: que las sungas cariocas esperen, hay un paraíso en la ciudad sin necesidad de cruzar el puente, a tan sólo  25' en Uber. Se trata de la Praia de Itacoatiara, una de las más bellas de la región y practicamente sin turistas extranjeros. Lleven protector porque esta belleza nos los va a soltar hasta que el sol no caiga.

7- Casco Histórico + Mercado Saara

La cantidad de paradas y edificios que recorran en este circuito del cuál van a encontrar muchísimas referencias en otros blogs va a depender de sus intereses, de las ganas que tengan de caminar y de cuanto calor haga ese día. Una buena forma de tachar los que para mí son necesarios es empezando muy temprano en el Mercado de Saara: gangas de todo tipo a muy bajo costo. De ahí pueden ir a Cinelandia, parada estratégica para comenzar el circuito y visitar el Teatro Municipal de Río, la Biblioteca Nacional, la confitería Colombo y dejarse tentar con las tapiocas de la calle.


8- Viernes de fosfobox y su subsuelo hiphopero

En la planta alta se escucha algo de electrónica comercial y bajando unos cuantos escalones, nos encontramos el under agitador: funky, hip hop y mucho romance carioca por donde vean.
Dirección:Rua Siqueira Campos, 143.


9- Museo del Mañana

Probablemente esta sea la parada más repleta de palos selfies de estos 14 imperdibles, pero es imposible esquivarla. Aprovechen para visitarla un día nublado, vayan cómodos y preparados para emocionarse con las puestas audiovisuales y geodésicas en su interior.
Costo de la entrada: 20 reales.
Dirección: Praça Mauá, 1 - Centro de Río.


10- Un recorrido en las bicis de Itaú por las playas de Barra de Tijuca

Ipanema y Copacabana son igualmente seductoras para andarlas arriba de las bicis de Itaú. No hace falta ser socio o cliente del banco para acceder a ellas. Basta con descargarse la app "Bike Itaú", elegir una membresía (les recomiendo la mensual, de 10 reales), colocar los datos de la tarjeta y liberar la bici en el punto de la ciudad que quieran para devolverla, idealmente antes de se cumpla la hora, en donde quieran.


11- La tabla de quesos con limonada en Salomé, en Copacabana

A la par del Hilton de Copacabana se encuentra este reducto vintage y encatador en donde se come y toma muy bien mientras vemos como la gente se desempolva el dia de playa que llevan encima. Cada rincón es instagrameable. Maridajes sugeridos: tabla de quesos con vino rosado y/o limonada y cazuela de ostras con vino blanco.
Dirección: Av. Atlântica, 994, Leme.


12- La Catedral Metropolitana por dentro y por fuera

Su trabajo de vitrales, que se aprecian en un día soleado y desde adentro de este volcán de cristales generan una sensación de vértigo. Nos vamos perdieron a medida que alzamos la mirada para entender los intrincados dibujos coloridos que adornan este edificio construído por el arquitecto Edgar de Oliveira da Fonseca.
Dirección: Av. Chile, 245 - Centro.


13- Atrevansé a la sunga

No hay forma de superar en comodidad a la prenda estrella del verano brasileño. No importa cuanto tiempo le hayas dedicado al gym en 2018, este traje de baño es un camino de ida y hay muchas marcas locales, como BlueMan, Osklen, Taco o Hering que ofrecen cientos de diseños y formas para que nadie tenga que arremangarse los shorts para lograr un bronceado decente.


14- Noche de twerkeo intenso en Lapa

No todo es tour cultural en la #cidademaravilhosa, la noche carioca explota y hace foco en Lapa, el barrio del downtown que aloja decenas de bares, pubs y clubs para bailar samba, funky y transpirar caipiriña hasta que el cuerpo diga "obrigado, muito por hoje".

Comentarios