Seis imprescindibles para este invierno

10 Jun 2016

Te despertás, abrís las cortinas, no ves ni un indicio de sol, consultás el teléfono: cinco grados, neblina y se esperan lluvias para el resto de la semana. Respirás profundo y sólo pensás en cuánto abrigo vas a usar para no congelarte cuando salgas a la calle. Tratás de adelantarte para sobrevivir al pronóstico: cinco días de frío, lluvia y nubes por doquier. No colapses, tenemos los perfectos aliados para sobrevivir al invierno con estilo, abrigadx y cómodx: seis items infalibles, imprescindibles e ineludibles para la temporada más fría del año. Tomá nota.

Botas de lluvia: en el puesto #1 del ranking están ellas, las botas de goma. La estructura de esta "celebridad de las precipitaciones" hace foco en no mojarse, no rebalarse y proteger los pies. Pero esta triada imbatible para los días de lluvia ubica en el mercado un producto que muchas veces nos resulta poco atractivo: demasiado toscas, anchas, pesadas, altas y aparatosas. Hay marcas que ponen el ojo tanto en la funcionalidad como en el diseño del calzado, logrando un producto que resulta práctico y al mismo tiempo puede ser usado diariamente por su confort.

Botas cortas, medianas, largas, pintadas, slim, anchas, con abrojos, texturadas, de colores o forradas. Incorporar un par de botas este año para darle batalla a los charcos y las baldosas flojas es una sabia decisión. Aquí te orientamos para que hagas una buena compra: 

¿Qué tenés que tener en cuenta para elegir las botas perfectas? 

Para elegir las botas "nacidas" tenés que tener en cuenta dos detalles: tu estatura y para qué las vas a usar. Hay botas cortas, medianas, altas y altísimas (a estas últimas las dejamos a tu criterio). Si medís menos de 1,70 no pases la caña mediana (aprox 35 cm de altura)  Si la tentación es muy grande y te enamorás de unas largas, tratá de que tengan algo de plataforma o taco así te alarga las piernas . Si medís de 1,71 para arriba, podrías usar los modelos de caña alta (45 cm aprox). Si son tus primeras botas, lo ideal es que te compres un color que puedas usar para el trabajo, las salidas nocturnas y a diario. Te recomendamos negro, azul navy y verde oscuro. Que más allá de ser combinables, no van a cansarte. Si querés jugarte un poco más las rojas van perfecto para cortar la monocromía estacional y si directamente buscás impactar, los colores amarillo, turquesa y fucsia te van a ayudar a lograrlo. 

Botas de lluvia
Opacas o con acabado brilloso la variedad es extensísima y los precios también: a partir de $300 y hasta $5000. La apertura superior puede ser amplia o recta, en ambos casos podés usarlas con chupines, calzas o pantalones skinny por dentro.

Poncho o ruana: la prenda re-editada y traída al presente para abrigar desde la simpleza de su diseño se perfila como la más buscada de la temporada. Yo tengo tres en mi armario y los uso como prenda "cereza" de los outfits. Trato de que el look que  hay debajo no compita con los colores del tejido. Si el poncho está engamado en tonos de rojos, por ejemplo, trato de no usar un pantalón verde, mas bien amenizo la cuestión con un negro, blanco, chocolate o azul marino, por ejemplo.

Hay muchas formas de usar un poncho o tal vez sólo unas pocas, pero a mi se me ocurrió idear algunas que me resulten confortables y me permitan moverme sin sentirme un fantasma del altiplano. Estas son: como bufanda con caída en forma de capa, cruzado al hombro del lado contrario, totalmente abierto, totalmente cerrado o doblado colgando sobre un hombro (más como accesorio que como abrigo). Las maneras pueden ir mutando de acuerdo a como se comporte el frío.  

Ponchos
(De izquierda a derecha) Arriba: el poncho Baltazar de la última colección de Bianca & García confeccionado en una tela rústica y una ruana de paño tejido con terminación artesanal de la firma de ropa deportiva y tiempo libre "Vitnik". En el medio otra ruana con estampado escocés y más abajo un poncho de algodón elastizado y estampado, de la misma marca. Por último: el poncho de Burberry, una de las etiquetas responsables de la vuelta de este abrigo.

Sweaters extra large: esta es la parte trendy del ranking, (¿era un ranking?). Aunque haber incluído buzos de algodón o lana extra largos en este conteo tiene su justificación en sí misma. Esta es una terna compartida entre buzos largos que tapen la cola (tapar ese lugar reduce considerablemente el frío) y vestidos tejidos. Precisamente es en la base de la espalda desde donde comienzan a desacomodarse las capas de ropa que llevamos y el primer lugar por donde ingresa el famoso "chiflete".  

Estos dos aliados van perfectos con calzas, chupines y aplican tanto para la noche como para el día. Si te quedás corta o sos "friolenta" sumale una chaqueta de jean, campera de cuero o tapado. Si se te hielan las piernas, ponete medias y si el sweater es demasiado sobrio, buscate unas de lycra con fantasía. ¡Animate!

sweaters
La variedad de puntos, detalles, largos y siluetas son infinitas en este tipo de tejidos. Los de arriba pertenecen a la última colección de Paula Ledesma y los de abajo, de puños considerablemente largos son ideales para mutar en vestidos y lograr looks más sensuales y cómodos.

Camperas inflables: vistas hasta el hartazgo y esto básicamente se debe a que son ultralivianas, cómodísimas y calentísimas. Por ser resistentes al agua y "romper el viento" encabezan este ranking de prendas infalibles para la estación fría. Hay que ser consciente de su informalidad y de que no aplican para ocasiones en donde suspire siquiera la etiqueta. Es decir, quedan por fuera del "elegante sport". Para uso diario y actividad deportiva encajan perfectas, son resistentes y perduran en el tiempo.

A la izquierda un ejemplar de la marca londinense Pepe Jeans: las plumas en su interior lo convierten en un abrigo ultraligero. Las de la derecha son de la marca cordobesa Vitnik. El material del que están confeccionadas es "microfibra softshell" lo que la vuelve una campera ultra liviana y abrigada, ideal para llevar de viajePor último: una campera tipo varsity, de Pepe Jeans con la inicial de la Universidad de Cambridge bordada y puños de algodón.

Gorro ruso o chulo: el gorro ruso o ushanka puede resultar algo extravagante pero abriga más que cualquier sombrero, sombrerito o gorrita. Así que si lo que estamos buscando es cuidar las orejas y no sentir que la cara se nos congela, incorporá un gorro ruso que yo sé lo que te digo. ¿Te resulta muy aparatoso? Bueno, el sustituto regional que goza de mayor popularidad es el chulo: menos voluminoso, sobrio en  su tamaño mas no en sus diseños, abriga de lo lindo y es más fácil de conseguirlo -especialmente si sos del norte de Argentina-. Eso sí, si comienza a arder el sol, dale un descanso a tu cabeza para evitar sudoración excesiva y comezón ya que los gorros suelen ser de piel, lana o componentes sintéticos que se calientan fácilmente.

Gorros
Si sos medio tímido un chulo es una buena opción para disimular debajo de la capucha de una campera o buzo. 

Chaquetas de denim: siempre hay alguna prenda volviendo, otra que acaba de llegar y varias yéndose, así es la moda, un día estás arriba y al siguiente tu dueño te dona. Este ítem nostálgico trae consigo una década de recuerdos. Los 90s, el grunge -y su incuestionable influencia punk- y el retorno a lo simple. Las comunmente llamadas "camperas de jean" (error, son camperas de denim. Jean es el pantlalón) son las sucesoras inmediatas de las camisas de denim, que hace dos años abundaban en las calles y hoy casi nadie las recuerda. Es un tipo de abrigo ideal para días soleados, te sugerimos hacerte de una sin lavados, corderitos interiores o roturas, porque sin todos esos detalles, la prenda aplica para más situaciones. Más estrafalarias, menos uso. 

Denim
El modelo más clásico (izquierda) con lavado en la parte frontal y de corte recto (Pepe Jeans) y una versión más slim, de denim con elastano de la firma Nous Etudions.

Si aún no te decidiste recordá... "winter is coming"

Comentarios