El sábado volví al cine

25 Ene 2018
1

Tres anuncios por un crimen (2017)

Primera vez en este 2018, y la verdad el ritual salió a la perfección. No solo la película fue excelente, sino que la gente se portó bien. ¿Qué quiero decir con que la gente se portó bien?, normalmente es bastante irrespetuosa en el cine, hablan, no apagan el celular, algunos atienden, y ni hablar de chequear redes sociales, sin importar en lo más mínimo la persona que está a la par. Una vez me tocó una persona que hacía comentarios en voz alta sobre las escenas igual que el personaje de Robert De Niro en Cabo de Miedo (Cape Fear, 1991). Creo que debería algún día contar anécdotas de las idas al cine.

Tres anuncios por un crimen (Three Billboards Outside Ebbing, Missouri, 2017) es una de las grandes historias del 2017, más de 13 premios internaciones incluyendo mejor película dramática en los Globos de Oro, y candidata firme a los Oscars. Se estrenó hace poco en los cines tucumanos, no dejen pasar el tiempo porque este tipo de película dura muy poco en nuestras salas.

¿Cuál es su historia?

Después de que pasaron varios meses sin que el asesino de su hija haya sido capturado, Mildred Hayes decide hacer algo arriesgado, y pagar por 3 carteles que están en el ingreso de su pueblo con un mensaje controversial dirigido al jefe de la policía local: William Willoughby.

Un exquisito mix entre drama y comedia negra que solo su director y guionista Martin McDonagh puede lograr. Encontré varias similitudes con el cine de los Coen, solo que este me parece más terrenal. McDonagh tiene una inteligencia emocional especial que hace de nuestros sentimientos una montaña rusa a través de los 112 minutos que dura el film. Nos llevará del amor al odio y viceversa con respecto a sus personajes. La caracterización de ellos es esencial, es el alma de la obra. El papel de Frances McDormand no es de la típica madre en la lucha por esclarecer la muerte de su hija, es una persona común y corriente con sus propios problemas y una realidad que solo la afecta a ella. Lo mismo sucede con los personajes de Woody Harrelson y Sam Rockwell, todos empiezan en lugares distintos y poco a poco vemos su evolución. Ojo, evolucionar no siempre significa algo bueno.

No estamos entendiendo

No solo los personajes son reales, la situación del femicidio también. Se ve, al igual que en muchos lugares del mundo que pasan a segundo plano las víctimas. En esta película está clarísimo cómo en el momento en que colocan los carteles a la vera de la ruta, pasa a ser más importante la reputación del jefe de policía que la violación y asesinato de una adolescente. De repente la opinión pública empieza a poner el foco en aspectos que no son trascendentes, quitando relevancia a lo que sí. En la Argentina cada 30 horas se cometió un femicidio durante el 2017, pero seguimos preocupados por el daño a los edificios públicos. Esta hipocresía y falta de tacto de la sociedad queda reflejada de una forma contundente por McDonagh. Por esto y mucho más Tres anuncios por un crimen es la película que no se tienen que perder durante el 2018.

Comentarios