Espectáculos

"Componer sirve para hacer catarsis", dice el Indio Cansinos

El intérprete presentará su primer disco el viernes a las 22, en el Centro Virla. Canciones de trova, candombe y folclore le ponen ritmo a retratos urbanos, vivencias y sueños. La identidad tucumana
07 Abr 2010
"El bajón fue mi musa durante mucho tiempo, porque componer sirve para hacer catarsis. Pero me propuse no seguir haciéndolo... Es un bajón", redondea el Indio Cansinos al explicar cómo escribe sus canciones.
Fue así, alternando entre fuentes de inspiración, que a lo largo de 17 años armó su repertorio. Hubo cambios, modificaciones y abandonos, hasta que las canciones deseadas estuvieron terminadas. Ahora forman parte de su primer disco, "Indigos", que presentará junto a su Trío de Trova el viernes a las 22 en el Centro Virla (25 de Mayo 265).
El Indio toca desde el 97, compone desde antes y esta es la primera vez que graba. Lo hizo para saldar una deuda consigo mismo y con quienes lo siguen; para firmar una carta de presentación y cerrar una etapa. "Hay muchos temas nuevos, variaciones de ritmos", anticipa. Algunas de esas canciones, entre las que suenan candombe y son, por ejemplo, saldrán a la luz el viernes.
Claro que esos temas, como los viejos y seguramente los que vendrán, tienen su sello personal. "Seguro que si me escucha un uruguayo me mata", comenta, y se ríe.
El Indio pasa por su tamiz todo lo que se le cruza, y así construye canciones de trova caracterizadas por las cadencias de nuestro folclore. "Todo sale naturalmente, sin que me dé cuenta del todo. Sí sé que tengo una visión del folclore que está alejada de la danza, pero al mismo tiempo eso es lo que tengo en el chip genético y sale solo", explica.
Cuenta que escucha todo tipo de música y muy poca trova, aunque Silvio Rodríguez siempre está cerca. "Fijate que él también mete en sus canciones algo del folclore cubano. Pero hace un son que no suena a son...", compara.

"Somos muchas cosas"

El cantautor dice que se siente folclorista, aunque no un referente del género. "La identidad tucumana está definida por las diferencias. Somos muchas cosas, pero no tenemos lo telúrico de los santiagueños, lo rígido de las tradiciones del salteño, ni la valoración de lo autóctono del jujeño... Tenemos todo eso junto y más", argumenta.
Quienes están en la lista de e-mails del Indio saben que sus mensajes están cargados de humor, ironía, juegos de palabras y acidez. Pero no es eso lo que caracteriza sus canciones, planteadas como retratos urbanos o relatos de vivencias y sueños. "Las cosas me salen así, pero a las canciones las trabajo mucho, cada día más...", afirma.

Como un hijo
En ese ir y venir de las palabras es que se encuentra el título del disco. Por un lado, alude a su sobrenombre ("el indio que dice", explica), y por otro a la creencia de que hay una generación de niños llamados índigos que afectarán la creatividad soltándose de las cadenas de mando naturales. "No soy esotérico, pero el disco es como un hijo que viene a hacer justo eso", puntualiza.