Europa también sedujo a Dande

"Sé que voy a probar algo nuevo", confesó el jugador.

03 Ago 2004
1

Cuando Hugo Dande dejó la cancha el sábado, faltando un minuto para el final del partido, sus ojos se nublaron. Eran lágrimas. Sabía que atrás había quedado su último partido con la camiseta de Huirapuca, el club que lo vio crecer. Porque su futuro estaba en el club Rovigo, de Italia. Hacia allí partirá este fin de semana.
Era su adiós. La despedida de su gente. "He sentido una emoción muy grande. Indescriptible. Durante la charla técnica ya estaba emocionado, porque sabía que iba a ser mi último partido. Y cuando mis compañeros se acercaron a saludarme fue algo muy lindo. Esas son cosas que te marcan, cuando se siente el afecto de tus amigos. Es lo lindo que te deja este deporte", dijo.
Dande se sumará a la legión de tucumanos que juegan en el Viejo Mundo. En su caso, en Italia.
"Ya tenía la propuesta desde antes y por una u otra cosa no me decidía. Me habló mi representante, el ?Tano? Cerioni, y me dijo que el club Rovivigo, que está en el Top Ten de Italia, estaba interesado en mí y que me hacía una oferta bastante buena. Y al fin me decidí y acepté. Sabía que podía ser mi última oportunidad. Ya había desistido antes y esta vez no quería dejarla pasar", comentó el octavo concepcionense.

Sentimientos distintos
Dande viajará en los próximos días junto con su esposa, María José Novotny. "Será una gran experiencia", dijo.
"Por un lado estoy muy feliz; y por el otro, siento que aquí quedan mis viejos, toda mi familia, mis amigos del club, mis compañeros de trabajo. Pero sé que voy a probar algo nuevo, distinto, y que tengo que aprovecharlo y disfrutarlo. Al margen de lo económico, creo que será una buena experiencia. A nosotros nos viene bien el dinero, pero será bueno conocer otros lugares, otra cultura, otras cosas", añadió.
"Sé que voy a un buen club, a una linda ciudad y que me voy a dedicar a jugar al rugby. Ahora sólo espero que me vaya lo mejor posible", expresó. Dande es uno más de los grandes que se van.