Polémica por fondos nacionales: los músicos independientes, en emergencia

Hay coincidencia en que el Gobierno debe apoyar a los artistas, en especial a los que carecen de recursos y necesitan trabajar todos los días.

26 Mar 2020 Por Jorge Figueroa
2

DESDE SU CASA. El recital hogareño que ofreció la semana pasada Fito Páez y que se transmitió gratis por las redes sociales despertó una polémica. la gaceta / foto de FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO LA GACETA / JORGE OLMOS SGROSSO

La reciente actuación por streaming de Fito Páez despertó un debate en el que la famosa grieta se reabrió, se ensanchó o como quiera que piense, sobre el destino de los fondos nacionales en apoyo al arte. Para algunos medios, en los momentos pico casi llegó a 100.000 personas quienes siguieron el show el viernes; para otros fueron 60.000 fans que estaban enganchados en las redes cuando el rosarino actuaba desde su living.

La empresa Rodeo Entertainment, la compañía encargada del management del compositor, aclaró que no existió ningún pago del Gobierno Nacional, municipal o de algún ente oficial o privado para realizar el evento titulado “Páez en casa”, y que su transmisión fue una iniciativa de la productora y del músico para generar conciencia sobre la importancia de respetar las medidas de prevención del coronavirus y del aislamiento obligatorio que rige, en principio, hasta el martes.

A pesar de la aclaración del artista y del Ministerio de Cultura de la Nación, la semana pasada esta dependencia había difundido una serie de medidas de respaldo, entre las que se destacaba el apoyo a 500 artistas con $ 7,2 millones en total. No se especificó a quiénes ni por qué, y no fueron pocos los que hablaron del “negocio de la cuarentena” con el programa #YoMeQuedoEnCasa.

Antes que nada, aclaremos que tampoco es una suma importante si se divide ese monto en 500: si todos cobrasen lo mismo, cada uno percibiría $14.400. Aclaración necesaria: desde el gobierno de Néstor Kirchner hubo programas de giras de músicos a distintos recitales y celebraciones provinciales, por ejemplo, o los grandes shows gratuitos en la costa atlántica. Este mecanismo se financiaba por el presupuesto de Cultura, pero también, y más todavía, por los funcionarios de la Secretaría de Medios de la Nación. Lito Vitale funcionó como el diagramador de este programa durante algunos años.

El debate se extendió por todo el país, y tuvo repercusiones específicas en cada provincia.

“Creo que, por lo menos, los músicos famosos que contrata usualmente el Gobierno podrían tocar gratis porque son los que menos necesitan. No así los músicos o artistas que viven al día que sí merecen contrataciones de este tipo y de los cuales hay miles en todo el país -afirma el teatrista y gestor cultural Pablo Gigena-. En Tucumán hay muchísimos músicos geniales. Hay que aprovechar la cuarentena para ver en la web lo que hacen los artistas locales a quienes nadie hace ni hará sombra”.

NANCY PEDRO. La cantautora realizó propuestas para fondos disponibles.

Nancy Pedro aclara que opina desde un lugar de privilegio: desde hace 11 años es trabajadora independiente y desde hace ocho, monotributista; pero ahora cambió su condición, porque tiene un empleo en relación de dependencia. “La asistencia económica es urgente para los artistas independientes”, alerta. La cantautora plantea que los fondos de cultura de las municipalidades, los Entes Cultural y de Turismo o del Teatro Mercedes Sosa destinados para estos dos meses en producciones que no se harán, se inviertan en incentivos y/o contrataciones para producciones on line. “Que los recursos disponibles se utilicen a favor de los artistas tucumanos. Que se activen los pagos a las contrataciones ya hechas y ejecutadas, que tienen sus liquidaciones diferidas y demoradas”, reclama.

Miserias humanas

“Estoy de acuerdo con la medida de la Nación; no sólo eso, me parece que debe extenderse e incluir a más músicos haciéndolo más federal. Creo que el Gobierno está haciendo un esfuerzo por incorporar a todos los sectores. Para lograr que la gente se quede en su casa, nada mejor que producir contenidos culturales y artísticos de acceso libre y gratuito”, opinó Rony López.

El músico, bajista y director de orquesta, agrega que en tiempos de crisis aparecen las miserias humanas en su máxima expresión: “la cacería de brujas hacia los artistas es una de ellas, ¿acaso el trabajo de los artistas no tiene valor?”.

Otros artistas se atajan y responden que no se sabe si es información verdadera la versión que circuló sobre el pago a Páez y la contratación prioritaria de famosos. Manu Sija responde que no quiere opinar sobre algo de lo cual no tiene certeza: “ni siquiera sé si es real no”. “En este momento ese tipo de polémica que solo genera violencia en el otro no es necesaria, cuando más tenemos que estar unidos todos”, responde a LA GACETA.

El jazzista Leo Vera es uno de los grandes perdedores artísticos de esta situación. Su festival internacional que llevaba varias ediciones, se cayó hasta el momento. Cuando LA GACETA lo consulta, expresa: “Primero hay que ver si es cierta esa información. Y segundo, siempre los grandes cobran todos los derechos, a través de las asociaciones profesionales de compositores e intérpretes (Aadi y Sadaic); la torta se la reparten ellos siempre. Sería bueno que se ayude a músicos independientes, es necesario y urgente, porque la están pasando mal. Porque los artistas famosos ya cobran su dinero en estamentos oficiales y tienen recursos suficientes como para afrontar la crisis. En cambio el independiente que no depende de nadie, está complicado”, dice Vera.

En la provincia existen dos festivales de jazz, ambos internacionales, uno oficial del Ente Cultural (previsto este año para junio y que está en veremos) y otro independiente, sobre fin de año. “Colaboramos entre ambos, pero a lo que nosotros apostamos es a interactuar entre los artistas que vienen de afuera con los jazzeros tucumanos”, aporta.

Temas distintos

“Respecto a la controversia planteada de los $ 7,2 millones para músicos, este presupuesto ya estaba destinado en 2020 desde el área de Cultura del Gobierno para la realización de conciertos a lo largo del año en diferentes escenarios públicos, como el CCK. Sin embargo este aislamiento obligatorio hizo que se modificara su uso para que los shows sean ofrecidos por los artistas desde sus casas mientras dure el aislamiento obligatorio preventivo”, relata el productor Benjamín Tannuré.

Es decir, ya estaba planificado el gasto, pero cambió de forma de realizar la actuación. “Lo nuevo es la modalidad, no el monto. A quienes se destinarán, puede ser saco de otro costal, y discutible si está destinado a artistas afines al Gobierno o no. Importa la forma de apoyar a los artistas independientes que trabajan al día, ya sea con arte callejero, arte popular, teatreros que realmente viven del teatro y que en estos tiempos que corren no pueden vivir de sus realizaciones. Debe haber alguna forma de subsidio único, acreditando la actividad, para paliar un poco la falta de trabajo obligatorio pero necesario para subsistir”, propone el también director teatral, que suspendió funciones de sus obras desde antes de que se dictase la cuarentena obligatoria.

La ayuda oficial anunciada desde el Estado

El auxilio a la precaria situación de los artistas y creadores independientes del país es el eje de un paquete de medidas anunciado desde el Ministerio de Cultura de la Nación, que dispondrá de unos $150 millones extras en su presupuesto anual para desplegar una serie de programas. Así al menos lo anunciaron las autoridades, como tambien la ayuda a 500 artistas con $ 7,2 millones. Igualmente, el Instituto Nacional del Teatro informó de los subsidios a la salas (con limitado número de butacas), al montaje de obras y a los festivales programados. Muchos sectores respaldaron a estas medidas, pero la consideraron insuficiente. La Provincia también dispondrá contrataciones y liquidará subsidios a distintas expresiones culturales.

Temas

Coronavirus
Comentarios