Tras un 2019 para el olvido, los motores tucumanos esperan repuntar

Planes en marcha.

11 Mar 2020
1

INTENCIONES. El rally tucumano apenas concretó cuatro carreras en 2019, por lo que algunos pilotos debieron competir en otras provincias. Este año habría más fechas. foto de Marcelino Mercado

Para el automovilismo tucumano, el que se practica puertas adentro de la provincia y tiene como comunes denominadores la pasión, las ganas de hacer deportes y un alto espíritu de sacrificio, la temporada 2019 fue prácticamente para olvidar. Por eso, con marzo ya en curso, las novedades que surgen sobre lo que podrá darse este año, encienden una pequeña llama de esperanza. De todos modos, aún hay mucho por conversar, por gestionar, por acordar. La intención está. Una premisa motoriza a todos desde la Federación Tucumana de Automovilismo Deportivo: mantenerse bajo las normas vigentes, tal como esta disciplina de alto riesgo lo exige.

El rally, el año pasado, apenas concretó cuatro carreras. Desde noviembre que no se corre en la provincia, lo que dejó un panorama pleno de incertidumbre. Por estos días, se trata de dejar eso en el olvido. El torneo comenzará, otra vez, junto con la fecha del Argentino: será del 3 al 5 de abril, en Tafí del Valle, con un esquema de similares características al del año pasado. Por estos días, ya se tramitaron los permisos correspondientes, para tener todo en regla.

¿Y después qué? Existe la intención de armar un certamen de siete u ocho fechas. En ese sentido, hay conversaciones con distintas sedes; ya hay pedidos desde Aguilares y desde Concepción. La dirigencia está tramitando cada una de ellas, aunque el panorama todavía está un tanto difuso. Un punto fundamental es saber qué harán los pilotos, muchos de los cuales debieron saciar su “hambre de rally” yendo a competir en provincias vecinas.

Otro tema es la aparición, el año pasado, de la Asociación Civil Interprovincial del Deporte Motor del NOA, con planes de expandir y ofrecer espectáculos de rally. Por estos días intenta hacer una carrera en Aguilares, pero no tiene aval de la Comisión Deportiva Automovilística del Automóvil Club Argentino.

En esa asociación se habla de proveer a los competidores de una licencia médica y deportiva alternativa, que no está bajo las normas de la CDA. La validez de la agrupación está en jaque: hay incluso una nota presentada por la Fetad ante la Secretaría de Deportes, en la que se informa que no cuenta con aval.

Karting

Mientras tanto, el karting sobre asfalto, el único que pudo completar su temporada el año pasado en el kartódromo de El Timbó, pretende en 2020 organizar siete fechas, la primera de las cuales se haría en abril.

En cuanto al karting en tierra, se está analizando qué hacer. Desde la Asociación Civil Motores del Sur se busca que los pilotos saquen la licencia médica nacional, requisito indispensable para poder competir. Esta entidad ya charló con la Federación para sumarse a su órbita. Hay una idea de dialogar con los pilotos para hacer las cosas como deben ser.

Mientras tanto, el autocross está gestionando qué hacer esta temporada. Hay una opción de hacer carreras fuera de la provincia, como sucedió con Guayamba en el torneo de verano, competencia que ganó Rubén Bianchini. No hay nada firme por el momento.

Poco para destacar

El campeonato de rally comenzó bien, acompañando al Nacional en Tafí del Valle, como ya hace varios años ocurre. Sin embargo, en los últimos días de marzo de 2019 apareció la incertidumbre. Tres meses sin correr, hasta que apareció un doble desafío en Trancas. Hubo que esperar hasta fines de noviembre, casi cinco meses, para volver a competir, esta vez fue una prueba de súper especiales en el circuito Los Peraltes, que la familia Bollero armó. Si bien el espectáculo fue bueno, no convenció a muchos: sólo hubo 13 inscriptos. Quedaron flotando las dudas de los pilotos frente a esta prueba, que fue la salida que tenía la dirigencia para hacer algo por el rally.

Comentarios