Motores: entre alegrías y dificultades

Guevara 1° en Motos; otros tucumanos, con problemas.

12 Feb 2020
2

SONRISA ANCHA. Ya en el campamento de Fiambalá, Emmanuel Guevara “abraza” a su moto, con la que terminó en lo más alto del clasificador, al cabo de la etapa 4, que comenzó en Chilecito. FOTOS DE EQUIPO GUEVARA Y PACO FOTO AGENCIA

“Pude dejar a Tucumán otra vez en lo más alto. Y eso es algo que me llena de alegría. Y lo logré en un día de mucha navegación, transitando por pistas en las que larena estaba dura”. La alegría de Emmanuel Guevara era desbordante. El piloto de la Yamaha 450cc terminó 1° en la categoría M1, la principal, al término de la etapa 4 del South American Rally Race, que ya se encuentra en territorio catamarqueño.

El tramo, que unió Chilecito (La Rioja) con Fiambalá, no fue completamente feliz para los representantes tucumanos. La dupla que componen Rodolfo y Nicolás Bollero había logrado ganar todos los especiales, hasta que en el último tuvieron problemas con un amortiguador trasero de la Toyota SW4 de la clase T2 diésel (foto abajo). Tuvieron que emprender una reparación provisoria en el camino, y tratar de volver al campamento en Fiambalá a velocidad muy lenta. Al cierre de esta edición estaban en ese afán. Una complicación para ellos era que, al tratarse de una etapa maratón, no podían recibir asistencia de su equipo, por lo que la propia dupla debía resolver el inconveniente.

También Andrés Reginato tuvo algunas dificultades para llegar al vivac. En su caso, al mando de un UTV Can-Am Maverick X3, acompañado por el cordobés Pablo Monasterolo, empezó en el 17° lugar el día en la división T3.1, y lo terminó en el 18°.

La victoria que logró Guevara en la etapa 4 le permitió avanzar hasta el 7° lugar en su categoría. Además, ocupa el puesto 11 en la clasificación general. El puntero es Martín Duplessis, segundo se encuentra Facundo Calveras y tercero Alberto Ontiveros.

“Para enfrentar las dificultades en la arena tuve la mente clara, me pude concentrar, por lo que logré leer con tranquilidad todas las notas, en el menor tiempo. Fue una experiencia muy linda. Siempre aquella etapa que involucra médanos o dunas tiene un paisaje espectacular. Y se disfruta meucho. Un punto importante es que a la arena ya la estoy leyendo mejor que tiempo atrás, sólo me enterré dos veces”, contó “Manu”.

Sobre el estado en el que llegó la moto a Fiambalá, dijo que “muy bien”. Y agregó: “A las cosas que tenía que atender las hice y la entregué sin problemas al parque cerrado. Sé que hoy me tocará abrir camino. El plan es mantenerme con la cabeza fría y el orazón caliente”.

La etapa 5 de hoy unirá Fiambalá, con Belén. Serán 404 kilómetros de velocidad cronometrada. Muchas dunas, ríos secos y pistas sinuosas serán una constante de la jornada.

Comentarios