La historia que cuenta “Parásitos” se parece a la del filme “Los Dueños”

Los tucumanos Ezequiel Radusky y Agustín Toscano reconocieron la similitud, pero aseguran que el tema ya ha sido frecuentado por el cine y por el teatro.

12 Feb 2020 Por Ricardo Reinoso

“Parásitos”, la película que acaparó los principales premios Oscar, tiene una temática similar a la de “Los Dueños” (2013), un filme tucumano que también tuvo reconocimiento en muestras internacionales. En ambos casos, una familia de sirvientes se “apodera” de la casa de sus patrones cuando ellos están ausentes. Y otra similitud radica en que las historias que se narran en ambos casos son dramáticas, pero están tratadas con humor. 

En diálogo con LA GACETA, los realizadores de “Los Dueños”, Agustín Toscano y Ezequiel Radusky, admitieron que las dos películas se parecen en la temática, aunque aclararon que la irrupción de los pobres en un espacio de los ricos no es un tema poco frecuentado por el cine y el teatro.

Actualmente, Toscano es reconocido también por el éxito que tuvo “El motoarrebatador” (2018), mientras que Radusky acaba de estrenar “Planta permanente”, una película que recibió elogios de la crítica.

“LOS DUEÑOS”. Liliana Juárez y Rosario Bléfari interpretan a una empleada doméstica y su patrona.

- ¿Qué opinión les merece “Parásitos?”

Agustín Toscano: Me pareció una película maravillosa. Estuve agarrado a la butaca todo el tiempo, sin perderme detalle de todo lo que iba pasando.

Ezequiel Radusky: Una película muy buena. Me alegró mucho que Bong Joon-ho vuelva a filmar en Corea porque la última había sido “Okja”, con actores estadounidenses, igual que “Snowpiercer”, la del tren, que también se filmó en Estados Unidos. Eso a mí no me terminaba de convencer, porque su filmografía en Corea es muy hermosa. Creo que “Parásitos” es una gran película, que hace un planteo en torno de las relaciones de poder, habla del capitalismo y del ingenio de los pobres para sobrevivir. También analiza los conflictos en las relaciones de la gente de una misma clase. Lo que no me convenció del todo es el desenlace. Me alegró que la Academia haya cambiado un poco su visión sobre el cine y espero que sigan premiando cosas de ese estilo, un poco más jugadas que lo que suelen premiar.

- El tema es muy similar al de “Los Dueños”

A.T: Sí. Pero es una temática en común con muchas otras películas. Y es también un tema muy frecuente en el teatro.

E.R.- Sí, tienen puntos en común. Pero el tema de la gente pobre apropiándose del espacio de los ricos y haciendo justicia aparece en muchas películas. Por ejemplo en algunas de Joseph Losey, como “El sirviente” (1963) o “La trucha” (1982). También en varias de Luis Buñuel, como “Diario de una camarera” (1964), “El discreto encanto de la burguesía” (1972) y especialmente “Viridiana”. También en “Plácido”, de Luis García Berlanga, donde cada rico invita a su casa a un pobre, en Navidad.

RADUSKY Y TOSCANO. Los jóvenes realizadores de “Los Dueños”. TELAM

- Ambas películas, “Parásitos” y “Los Dueños”, incluyen comicidad en medio del drama.

A.T: Son temas que si fueran tratados solemnemente, no serían potentes. La gracia está en que uno pueda reírse dentro de esa situación.

E.R: Si uno observa la filmografía de Bong Joon-ho, ve que sus personajes pasan cosas terribles pero a la vez hay mucho humor. Por ejemplo, “Memorias de un asesino” es muy terrible y desopilante al mismo tiempo. En “Madre”, es muy duro lo que le pasa a una mujer que trata de demostrar la inocencia de su hijo, que es retrasado y se lo acusa de un asesinato, pero hay humor en la historia. En “The Host”, una película de monstruos, también hay comicidad en muchas escenas muy dramáticas.

- La fisonomía de los personajes y la pobreza en que viven le resulta familiar al público latinoamericano.

A.T: Sí. Es verdad. La pobreza de Corea del Sur es más parecida a la del tercer mundo que la de Norteamérica. Los de Estados Unidos no parecen pobres comparados con los coreanos. Y las películas norteamericanas no tratan ese tipo de temas porque están en otra línea de intereses. “Parásitos” muestra dos Coreas, en principio, y en cierto momento devela una tercera capa, que está más abajo, subyacente. Es la Norcorea escondida en Surcorea, que también es impresionante.

- A veces esos temas aparecen en el cine norteamericano independiente.

A.T: Claro. Pero no tienen esa megaproducción como la de estos coreanos.

En Argentina pasa lo mismo. Ese tipo de temáticas son totalmente marginales.

Se puede pensar en películas chiquitas, como “Los Dueños”, pero no en producciones de primer orden.

- Recuerdo “Proyecto Florida” (2017), sobre una niña y su madre que viven pobremente detrás de Disneyworld.

A.T.- Sí. Es otra forma de pobreza, que en esa película estaba muy bien contada. Es otra marginalidad, más contenida. Están todos en su barrio, en su vivienda muy básica, pero con un cierto nivel de confort. Para ellos es el extremo de pobreza, pero para Argentina está muy lejos de serlo. Corea del Sur se parece mucho a Estados Unidos, pero tiene su Seúl bajo, que es muy pobre.

Comentarios