El rugby diseñó un plan contra la violencia

La URT ya recibió el programa de acción

06 Feb 2020
1

OPTIMISMO. La implementación del nuevo programa propuesto por la UAR puede ser exitoso para el presidente de la URT. la gaceta / foto de analia jaramillo

“Es una situación que hay que abordar en forma urgente”, dijo enérgicamente Héctor Corbalán Costilla. El presidente de la Unión de Rugby de Tucumán está dolido y preocupado, como él dice, al punto que le cuesta encontrar las palabras para expresar todo lo que causó la trágica muerte de Fernando Báez Sosa. El dolor tiene que ver con que el deporte que él practicó hasta los 32 años recibió calificaciones nefastas en las últimas semanas.

Ante todo esto, y en medio de otras tantas críticas por el comunicado que emitió la Unión Argentina de Rugby (UAR) horas después de conocerse el hecho, es que el ambiente rugbístico empieza a mostrar que no mira para otro lado, aunque puede que no todos compartan los tiempos de ejecución. Hace pocos días ingresó a las Uniones de cada provincia el “Programa UAR Contra la Violencia”. “Ya no hay que enseñar a jugar al rugby solamente”, reconoció el directivo. “Hay que prevenir y adoctrinar en el cuidado. El problema se genera cuando hay excesos en el consumo de sustancias que van en contra del deporte”, remarcó Corbalán Costilla.

Al ex jugador, el “Programa UAR Contra la Violencia” le da la razón: en el documento (ver aparte) no hay una línea que se refiera al sistema de juego, tácticas y estrategias. “El programa será profundo y desarrollado por psicólogos, sociólogos y profesionales especializados, con objetivos a mediano y a largo plazo, como implica todo proceso de cambio cultural”, se lee en los primeros párrafos del texto de tres páginas firmado por el presidente de la UAR, Marcelo Rodríguez.

Para Corbalán Costilla la tarea de los clubes necesita de acompañamiento para ser efectiva, porque lo que “abunda no daña” sostuvo. Pero le da vital importancia a un actor en toda acción que requiera adoptar hábitos y hacer cambios culturales. “El deporte es una célula dentro del sistema de la sociedad. La gran célula que tiene la sociedad, es la familia. Si la familia no aborda los temas que nosotros estamos tratando de que salgan a la luz, que son las graves adicciones, lamentablemente, cualquier instrumento caerá en el vacío porque desde la familia es que se debe generar el respeto y el compromiso. En el rugby tomamos esos valores y tratamos de realzarlos, pero sin la ayuda de la familia es bastante difícil que los clubes puedan seguir desarrollando mejores personas”, reflexionó Corbalán Costilla.

“Son fundamentales los valores que queremos inculcar. Tienen que venir desde el hogar, la célula primaria de la sociedad”, insistió. “Como padres, tenemos que poner más límites y ser menos permisivos”, recomendó.

Por un instante, al presidente de la URT se le pide que salga del rol de directivo y que se ponga en el de padre. Con tres hijos deportistas, no podía evitar el tema y la reflexión. El episodio que se produjo en la costa argentina, tuvo repercusiones de todos los estilos en las redes sociales y los medios de prensa. Desde la condena, hasta los aplausos. De todo. “No hay que creer que eso es compañerismo en el rugby. El compañerismo hubiese sido que, uno de los 10, diga: ‘No. ¿Que estás haciendo? Es una locura. No tenemos por qué pelear”, fue el análisis que hizo.

Comentarios