Djokovic va por el dominio del “Big 3” - LA GACETA Tucumán

Djokovic va por el dominio del “Big 3”

El serbio empezó la temporada con el mayor éxito y apunta a ser el mejor de la historia.

03 Feb 2020 Por Mariana Apud
1

FESTEJO. Djokovic levanta la copa del Abierto de Australia; es el trofeo número 78 que el serbio sumó en 17 años de carrera. reuters

En los últimos 20 años, los integrantes del “Big 3” ganaron todo. Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic se “cortaron” solos por talento y producción, o con más precisión con súper producción propia. Se busca quién o quiénes les hagan frente, porque los años pasan y, aunque parecen tener vida eterna, eso no se mantendrá.

Entre los tres hay una competencia aparte, varias quizás, pero la que más entretiene es la de quién es “el mejor de todos los tiempos”. Divierte mucho más a los aficionados que a ellos mismos que, cuando son consultados, no se niegan, pero sus respuestas se acercan más a un “ni” que un “no” o un “sí” taxativo. Pero Djokovic ya le tomó el gusto luego de conquistar su octavo Abierto de Australia ante Dominic Thiem en un partido que no le resultó sencillo y que pudo finiquitar por 6-4, 4-6, 2-6, 6-3 y 6-4.

“Los Grand Slams son el motivo por el que sigo compitiendo y jugando una temporada completa, intentando conseguir ser el mejor de la historia”, reconoció “Nole”. Meta por conquistar asumida: el serbio está buscando que Federer ya no tenga esa condición en el colectivo imaginario del universo tenístico. En ese sentido, con la conquista australiana, Djokovic dio un gran paso porque sumó su título 17 de clase majors y acortó la brecha con Federer que tiene 20 y Nadal, con 19.

Transcurrido un mes de la temporada, Djokovic ya trasladó al ranking la superioridad que mostró en cancha. El serbio recuperó el número uno del mundo y todo, su juego y estado físico, está por encima de Nadal, eliminado en Australia por Thiem, y de Federer, que se fue apabullado por un concentradísimo Djokovic que en semifinales lo venció en tres sets. Lo que más alarmó es que Federer ya acusó molestias (espalda e ingle) propias de sus casi 40 años, aunque su carrera fue mucho más benévola en ese aspecto, el de las lesiones, que la de sus compañeros en el “Big 3”.

“Estoy en una gran posición y esto ajusta todo de cara al resto de la temporada. Ganar el primer gran título del año supone una inyección de confianza”, sostuvo Djokovic. El plan del nuevo número uno del mundo, entonces, se está cumpliendo. En la primera mitad del año, los Juegos Olímpicos marcan el objetivo, así que la prioridad son los Grand Slams y para llegar óptimo a todos ellos, jugará sólo los Masters 1.000. Con ese concepto, Djokovic recién volverá a jugar en marzo y antes del segundo Grand Slam, Roland Garros en París, jugará tres torneos más. Un esquema similar tendrán Nadal y Federer, otra muestra de que ellos van por otro carril con respecto a sus colegas que pueden optar por disputar entre 12 torneos durante febrero.

Aunque suene en extremo difícil, siempre considerando que el concepto de dificultad en el “Big 3” tiene carácter de hazaña para el resto pero que con ellos es realizable, Djokovic debería ganar los tres torneos grandes que quedan. De hacerlo, se anotaría en la escueta lista de la que sólo forma parte el australiano Rod Laver, el único que ganó dos veces los cuatro Majors en un mismo año (1962 y 1969). Con ello igualaría a Federer, que tiene seis años más que “Nole”. Nadal, un año más grande que “Nole”, igual que Roger, no está a pleno físicamente. En la pelea con tintes épicos que protagonizan, Djokovic consiguió la primera ventaja para ser “el más grande de todos los tiempos”.

Comentarios