Los bomberos trasladaron ocho cadáveres por día en 2019

Sofocaron 250 incendios el año pasado.

15 Ene 2020 Por Luis Duarte

En 2003, los bomberos trasladaban un cadáver cada dos meses en la provincia. Luego de 16 años, ese promedio se incrementó a ocho cuerpos sin vida por día. Esto ocurre en el contexto de accidentes de tránsito, homicidios o muertes de personas que no recibieron asistencia médica. Los datos corresponden a un informe de 2019 de la Dirección General de Bomberos de la Policía de la provincia.

“Las intervenciones para trasladar cadáveres aumentaron los fines de semana el año pasado. Las causas de las muertes son diferentes, pero las situaciones más recurrentes fueron los accidentes de tránsito en general y en particular, los de motos”, expresó Martín Aguilar, jefe de la Dirección.

El comisario resaltó también que el personal de Bomberos intervino varias veces el año pasado por las muertes de personas mayores de 70 años que vivían solas. “En 2018 y en 2019 fuimos convocados varias veces por casos de muertes naturales. Habitualmente algún vecino alerta a la Policía y encontramos el cadáver en estado de descomposición. Es triste que mucha gente mayor, hombres y mujeres, estén solas”, enfatizó.

De acuerdo con el informe anual, los bomberos sofocaron alrededor de 200 incendios en viviendas y depósitos, y 50 en vehículos. Aguilar aclaró que esto significó un incremento de un 10% con respecto a 2018.

Entre otros datos, el informe de Bomberos reflejó que el servicio recibió entre siete y 10 llamadas de emergencia por incidentes viales, derrames de combustibles y por fuego en hogares, entre otros procedimientos.

EN NOVIEMBRE. Dos agentes retiran un cuerpo de una fosa.

Rescates

“Siempre se prioriza el rescate de las personas. Por eso, el equipo se divide en dos grupos cuando va camino a una intervención. Uno se centra en el rescate de la víctima, en controlar su estado de salud y de brindarle los primeros auxilios; el otro equipo apaga el fuego y garantiza la seguridad de los vecinos”, manifestó Aguilar.

“Sin embargo, el trabajo de los bomberos no consiste sólo en apagar incendios, sino también en brindar apoyo en los operativos de seguridad de diversos actos público: partidos de fútbol, festivales y hasta en convenciones internacionales. Además, se trabaja en distintos procedimientos junto con Defensa Civil, con el Sistema de Emergencias 107 y con la Policía”, añadió.

Estructura

La Dirección General de Bomberos de la Policía posee 100 efectivos y está compuesta por cuatro áreas específicas: las divisiones Lacustre (con base en los diques El Cadillal y La Angostura), Explosivos, Materiales Peligrosos y Servicio Técnico. En la capital y en Concepción se encuentran los dos cuarteles centrales.

“Nuestra obligación es acudir cuando se produce cualquier siniestro: incendios, rescates en altura, en pozos, accidentes y también rescates acuáticos. Los bomberos, además, deben estar presentes para verificar que se cumplan las normas de seguridad en cualquier acontecimiento de concurrencia masiva”, detalló Aguilar.

PREPARATIVOS. Los bomberos, a punto de acudir a resolver una emergencia.

También los asisten

Un equipo de psicólogos asiste a los integrantes de la Dirección cuando atraviesan situaciones personales complicadas. “No es fácil estar en este lugar; encontrás realidades duras, desde salvar a personas de un incendio hasta levantar un cuerpo sin vida en la vía pública. Hay que estar muy capacitado. Por ello, cada año debemos realizar dos o más cursos nacionales e internacionales”, detalla Cristian Jurado, miembro de la División Explosivos.

“En las guardias hay días tranquilos, pero siempre estamos bajo presión, porque se puede presentar un siniestro o un incendio en cualquier momento. Incluso, se llegaron a registrar dos o tres incendios de manera simultánea. No cualquiera puede ocupar este lugar. Realizamos tareas muy complejas, más cuando hay que salvar una víctima”, relató Luis Pereyra, quien lleva 14 años en Bomberos y actualmente se encarga de la División de Servicio Técnico.

Comentarios