Un menor de 16 años fue acusado de balear a una mujer

15 Ene 2020
1

HOSPITAL PADILLA. LA GACETA/ARCHIVO

Una mujer y un adolescente fueron internados después de haber sido heridos en un confuso episodio que se registró el lunes por la noche en el barrio Alejandro Heredia, al sur de la capital. El supuesto autor del hecho, que es menor de edad, fue herido y quedó a disposición del juzgado de Menores, según confirmaron fuentes policiales.

El incidente se registró pasadas las 23 en la calle Pérez Palavecino al 100. De acuerdo a la versión oficial, un menor y su hermano (sería mayor de edad), se presentaron a bordo de su motocicleta en una de las casas de la cuadra. Sin mediar palabras, comenzaron a abrir fuego en la vivienda de un tal “Cacha”. En el ataque resultó herida una mujer de 49 años que fue trasladada al Hospital Padilla donde se encuentra internada por la lesión que sufrió,

Existen dos versiones sobre cómo resultó herido el adolescente. Algunos vecinos dijeron que “Cacha” podría haber intentado defenderse disparando en contra de los sospechosos.

Sin embargo, otras personas le dijeron a la Policía que la herida del adolescente de 16 años se habría producido de manera accidental. Al parecer, cuando escapaban del lugar del hecho, el hermano cuando guardaba el arma se le podría haber escapado un disparo de manera accidental.

“Estamos trabajando para tratar de establecer las causas y las circunstancias en las que se produjeron los hechos de sangre”, señaló el comisario Ángel Ortiz, jefe de la Seccional 4°. “Por la denuncia de los familiares de la mujer ya está identificado el hermano del menor y se esperan medidas de la Justicia para su detención, para luego establecer quién fue el autor de los disparos contra la mujer y luego, contra el menor”, agregó el funcionario.

El menor fue trasladado por sus familiares al Padilla para que fuera atendido. Lo identificaron como uno de los supuestos agresores y lo aprehendieron. El juez de Menores Dardo Laisé dispuso que el menor quede en calidad de detenido hasta su recuperación y cuando le dieran el alta, fuera alojado en el Instituto Roca.

Según fuentes policiales, los hombres de la guardia del Padilla le secuestraron un cargador de pistola Bersa calibre 380 con cinco cartuchos, elementos que fueron puestos a disposición de la fiscalía que conduce Adriana Reinoso Cuello. Ahora se investiga cuál fue el móvil del hecho. La pista más fuerte es que se trató de un ajuste de cuentas.

Comentarios